• El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en un discurso en Río de Janeiro, 20 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 4 de junio de 2019 8:30
Actualizada: miércoles, 5 de junio de 2019 1:01

La Cámara Baja de Brasil alerta que las políticas del presidente Jair Bolsonaro conducirán al país “hacia un colapso social muy fuerte”.

El Gobierno del ultraderechista Bolsonaro no ha logrado una articulación política para llevar adelante los proyectos, sobre todo las principales apuestas: el plan económico y la reforma previsional en la Cámara Baja brasileña.

En reacción, el presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia, hizo notar el lunes que Brasil se encuentra en una disyuntiva sobre si pactar una agenda entre el oficialismo y varios sectores, económicos incluidos, del país o dirigirse al colapso.

El alto diputado observó que en tal situación, la negativa de Bolsonaro a “hacer alianzas” y dialogar con otros actores para construir una agenda económica, propiciará un colapso social que será “muy fuerte”.

“Quien quiere cambiar Brasil tiene que entender que eso se logra con alianzas (…) Tenemos que construir una agenda que saque a Brasil del camino donde está yendo, hacia un colapso social muy fuerte. Estamos yendo a un lugar que no es bueno”, dijo Maia, del partido oficialista Demócratas, a los diarios locales O Globo y O Estado de Sao Paulo.

Quien quiere cambiar Brasil tiene que entender que eso se logra con alianzas (…) Tenemos que construir una agenda que saque a Brasil del camino donde está yendo, hacia un colapso social muy fuerte. Estamos yendo a un lugar que no es bueno”, indicó el presidente de la Cámara Baja de Brasil, Rodrigo Maia, sobre las políticas del presidente Jair Bolsonaro.

 

Desde 2014, la mayor economía de América Latina ha tenido sucesivos déficits en las cuentas públicas, lo que llevó a un aumento acelerado de la deuda de Brasil, y con ello, una desconfianza sobre la salud financiera, afectando a la tasa de crecimiento de la economía. De igual modo, vivió entre 2015 y 2016 la peor recesión económica de su historia, con un crecimiento negativo del Producto Interno Bruto (PIB) del 3,5 % y 3,3 % respectivamente. Algo similar sucedió entre los años 1930 y 1931.

La salida de la recesión ha sido más débil de lo esperado, de forma que en el 2017 y el 2018 la economía brasileña creció apenas un 1,1 % en ambos años.

La Fundación Getulio Vargas (FGV), a su vez, estima que en esta década, Brasil tendrá un crecimiento más bajo que el que tuvo en la década de 1980, conocida como la década perdida, cuando el PIB avanzó una media del 1,6 % anual.

A la crítica situación económica que enfrente el país se suman los casos de corrupción que salpican al presidente y sus estrategias sociopolíticas que generan cada vez más críticas e insatisfacción entre la población y los políticos brasileños. El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva denunció en mayo que Bolsonaro “está incendiando el país”, tal y como lo hizo el emperador romano Nerón con Roma.

ask/ctl/fmd/alg

Comentarios