• El congresista derechista Jair Bolsonaro durante una sesión de la cámara de diputados de Brasil, 26 de septiembre de 2017.
Publicada: jueves, 28 de septiembre de 2017 8:14

A un año de los comicios presidenciales, un congresista brasileño ha ocupado el segundo lugar en popularidad al adoptar posturas similares a Donald Trump.

El congresista derechista Jair Bolsonaro de 62 años, carece de un partido importante detrás de él, pero espera emular el inesperado ascenso de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU. con el apoyo de los brasileños hartos de los políticos corruptos y del mal gobierno.

En este sentido, Bolsonaro pretende utilizar los medios de comunicación social para entregar su mensaje directamente a los votantes, como Trump lo hizo con éxito en las elecciones de EE.UU. el año pasado. Su página de Facebook tiene más seguidores que cualquier otro político en Brasil - 4,5 millones.

Según ha informado este jueves la agencia británica de noticias Reuters, Bolsonaro anunció que va a seguir la política de EE.UU. y busca facilitar las leyes de control de armas para que cualquier brasileño pueda comprar un arma. Los proyectos de ley pro-gun deben ganar la aprobación en un Congreso más conservador elegido en 2018, declaró el congresista.

China está tomando el control de Brasil y eso es preocupante. Ellos están invirtiendo en minería, agricultura, energía, puertos y aeropuertos , dijo el congresista derechista brasileño, Jair Bolsonaro.

 

En el ámbito de relaciones exteriores, en el caso de resultar electo, la prioridad de Bolsonaro sería fortalecer los lazos con Washington para convertir a Estados Unidos en el principal socio comercial de Brasil, posición que perdió ante China en 2009.

"China está tomando el control de Brasil y eso es preocupante. Ellos están invirtiendo en minería, agricultura, energía, puertos y aeropuertos ", dijo Bolsonaro comprometiéndose a impedir que los inversionistas chinos compren compañías brasileñas.

Bolsonaro está emergiendo como el candidato de la ley y el orden y la anticorrupción para la votación de octubre de 2018. Su apoyo está alimentado por una oleada de crímenes violentos y el peor escándalo de corrupción de Brasil, lo que ha implicado a gran parte de la clase política, incluido el presidente Michel Temer.

Una encuesta realizada en junio pasado sitúa a Bolsonaro en segundo lugar en las intenciones de voto para las elecciones de 2018, con un 16 por ciento, detrás del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva con un 30 por ciento, que ha sido condenado por corrupción y posiblemente no puede participar en las próximas elecciones presidenciales.

snz/ktg/hnb

Comentarios