• El expresidente de Bolivia, Evo Morales. (Foto: Global Voices)
Publicada: viernes, 28 de mayo de 2021 14:17

Tras la detención del exministro boliviano en EE.UU., el expresidente del país, Evo Morales ha sostenido que los opositores “se quedaron sin discurso”.

En un comunicado emitido el miércoles, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó de que el exministro del Gobierno de facto de Bolivia, presidido por Jeanine Áñez (2019-2020), Arturo Murillo fue arrestado, junto a otras cuatro personas, entre el 21 y el 22 de mayo, en los estados de Florida y Georgia, en EE.UU., respectivamente, donde fueron acusados de “cargos relacionados con su participación en un esquema de sobornos y lavado de dinero”.

En reacción al arresto de uno de los más cercanos de Áñez, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, a través de un mensaje publicado este viernes en su cuenta de Facebook, ha denunciado que el golpe de Estado ocurrido en 2019 tenía como objetivo “robar y masacrar al pueblo [boliviano]”, para luego añadir que los golpistas saben que “hicieron mucho daño a Bolivia”.

Al criticar a los opositores del Movimiento al Socialismo (MAS) y de la Revolución Democrática y Cultural de Bolivia, Morales ha afirmado que, tras detención de Murillo, la oposición “se quedó sin discurso”.

 

En alusión a la muerte de al menos 40 personas en las protestas que tuvieron lugar después de las elecciones presidenciales en 2019, el exdirigente boliviano ha enfatizado que “uno tras uno cae los responsables que tanto dolor, luto y daño económico causaron al pueblo”.

Insistiendo en que en Bolivia “no hay persecución política”, recordó que en el país andino hay una “búsqueda para establecer la verdad y lograr justicia”.

Tras el triunfo de Morales en las elecciones presidenciales de 2019, la oposición no aceptó el resultado e inició una serie de protestas con el apoyo de jefes policiales y militares, por lo que el mandatario renunció para cesar la violencia.

Murillo fue quien ya había anunciado la “cacería” de dirigentes políticos del MAS, y afirmado, ante los bloqueos de agosto de los movimientos sociales, que “meter bala sería lo políticamente correcto”.

mmo/msm/mkh