• El dimitido presidente de Bolivia, Evo Morales (izda.), y el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce.
Publicada: lunes, 5 de octubre de 2020 1:11

A 13 días de las elecciones en Bolivia, Evo Morales llama a elegir entre la estabilidad que propone el MAS o el neoliberalismo, defendido por otros partidos.

Desde Argentina, donde se encuentra en calidad de refugiado, tras el golpe de Estado de 2019, el dimitido presidente Morales afirmó el domingo que el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, ofrece estabilidad política, crecimiento económico y desarrollo social.

Este 18 de octubre [día de las elecciones generales], el pueblo boliviano elegirá entre quienes quieren volver al pasado neoliberal, con pobreza y dependencia, y LuchoXBolivia que garantiza estabilidad política, crecimiento económico y desarrollo social”, escribió en Twitter Morales.

En otro tuit, el exmandatario boliviano destacó la presentación de Arce, el candidato del MAS, en el debate presidencial que tuvo lugar la víspera, al que asistieron los otros seis aspirantes.

Según Morales, Arce “dio cátedra en macroeconomía (…) y confirmó que representamos la nacionalización que fortalece la economía popular contra la privatización que solo beneficia al capital y al mercado”.

Asimismo, criticó que el candidato de la alianza de derecha Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, hablara en el debate de “maquillaje de cifras de 14 años [tiempo en que Morales gobernó Bolivia] cuando él mismo alababa a Arce” durante su gestión como ministro de Economía.

El ex jefe de Estado puso de relieve que organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina (Cepal), resaltaron el modelo económico durante su gobierno (2006-2019). “Bolivia crecía a un promedio anual de 4,7 % en una década y lideraba la región”, tuiteó Morales.

 

Arce, extitular de Economía durante el mandato de Morales, defendió en la comparecencia televisada, que su programa de gobierno apuesta por la recuperación económica mediante la reactivación de la demanda interna y la inyección de recursos, que incluya igualmente el tema productivo.

Bolivia consiguió un amplio éxito económico en la región cuando Morales dirigía las riendas del país. No obstante, tras el golpe de Estado de 2019, los bolivianos atraviesan una crisis económica agravada por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, y el mal manejo de la misma por parte del gobierno de facto de Jeanine Áñez, quien renunció recientemente a su candidatura en las próximas presidenciales.

Según varias encuestas, el MAS lidera la intención de voto y podría ganar los comicios en la primera vuelta.

ncl/rha/hnb