• Almagro califica de institucional su posición sobre Morales
Publicada: sábado, 8 de junio de 2019 16:08
Actualizada: domingo, 9 de junio de 2019 1:10

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) asegura que su posición sobre la candidatura de Evo Morales es “institucional”.

“Lo que habíamos hecho [en la OEA] es tomar una posición institucional respecto al tema y es una posición institucional que tiene que ver con la práctica en los estados partes de la OEA”, recalcó el viernes el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, en una entrevista concedida al programa “Conclusiones” de la cadena estadounidense CNN.

Almagro se refería a sus declaraciones del 17 de mayo, en las que calificó de “discriminatorio” impedir la participación del actual presidente de Bolivia, Evo Morales, en las próximas elecciones presidenciales de ese país.

En la entrevista, el funcionario uruguayo del organismo argumentó que Morales no es el primer caso que se presenta a la reelección, es el cuarto caso, y su derecho está refrendado por la Declaración Universal de Derechos Humanos, como determinó en su momento la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

Lo que habíamos hecho [en la OEA] es tomar una posición institucional respecto al tema y es una posición institucional que tiene que ver con la práctica en los estados partes de la OEA”, recalcó el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, en una entrevista concedida al programa “Conclusiones” de la cadena estadounidense CNN.

 

De la misma manera, el secretario general de OEA aseveró que la organización aplicará una “máxima ecuanimidad respecto al proceso electoral”, para garantizar objetivamente que los resultados de las elecciones generales de Bolivia, previstas para el próximo 20 de octubre, sean respetados.

“Vamos a trabajar para que haya las máximas garantías del proceso, vamos a trabajar para que todo este impregnado de justicia y transparencia, eso es lo esencial en esto”, afirmó Almagro.

La oposición boliviana ha mantenido una posición dura contra una nueva postulación de Morales, quien se hizo cargo de la Presidencia de Bolivia en 2006 y fue reelecto en 2009 y 2014 con más del 60 por ciento de respaldo.

Los partidos opositores del país sudamericano han acudido en múltiples ocasiones a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se pronuncie sobre la posible reelección de Morales y confían en frenar su candidatura desde esta instancia.

La derecha boliviana demanda, asimismo, que se respeten los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, contrario a la nueva postulación de Morales en las elecciones de 2019. No obstante, un fallo constitucional reconoció el año pasado el derecho de Morales a buscar otro mandato.

fmd/rba/nii/

Comentarios