• Husein Barakat, un prisionero bareiní, que muere luego de que se contagiara del coronavirus en prisión de Jau y se deteriorara su salud.
Publicada: miércoles, 9 de junio de 2021 14:11
Actualizada: miércoles, 9 de junio de 2021 19:10

Un prisionero político bareiní pierde la vida por la COVID-19 tras negarse el régimen de los Al Jalifa a brindarle atención médica a tiempo.

Husein Barakat, un joven prisionero chií, ha perdido la vida este miércoles tras caer en coma debido a una infección pulmonar grave y falta de oxígeno después de ser infectado por el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19 en la prisión de Jau, donde están detenidos líderes políticos, defensores de los derechos humanos y otros presos de consciencia.

Las autoridades penitenciarias le habían negado la licencia médica temporal y ni siquiera habían informado a su familia sobre su estado de salud.

Su esposa fue informada de su muerte a través de una llamada telefónica desde el hospital esta mañana. Estaba cumpliendo cadena perpetua en la cárcel de Jau, en el sur de Manama, la capital, donde se han reportado más de 130 casos del coronavirus.

La preocupación por la propagación del coronavirus en los centros penitenciarios de Baréin ha aumentado debido a la superpoblación y la carencia de un servicio de saneamiento adecuado.

tmv/tqi/hnb