• El sheij Isa Ahmad Qasem, prominente clérigo chií de Baréin.
Publicada: martes, 8 de septiembre de 2020 15:37

El alto clérigo chií de Baréin lanza duras críticas contra algunos países árabes por optar por el silencio ante normalización de lazos con el régimen de Israel.

“El silencio de la Umma Islámica [comunidad islámica] ante la normalización de las relaciones (…) constituye una traición y otro crimen” contra los musulmanes, ha enfatizado el sheij Isa Ahmad Qasem en declaraciones realizadas durante una videoconferencia con algunas figuras islámicas de otros países, según ha informado este martes la agencia local Manama Post.

Conforme al prominente clérigo bareiní, la normalización de lazos con Israel es, de hecho, una manera fácil de liquidar la causa palestina y “un reconocimiento injusto” del régimen ocupante de Tel Aviv, además de que incluso equivale a legitimar a los israelíes para que usurpen más tierras.

Tal medida, ha proseguido, resultará, asimismo, en que el régimen israelí desempeñe un papel más destructivo y desestabilizador en la región de Asia Occidental. De este modo, los sionistas continúan con sus agresiones a los musulmanes, en un intento por dominarlos y humillarlos por completo, ha recalcado.

 

“La normalización de las relaciones con el régimen sionista significa condenar la resistencia contra los ocupantes y aceptar el papel destructivo que están jugando los sionistas para desestabilizar la región”, ha afirmado.

El sheij Qasem ha advertido que la realidad que está detrás de la normalización de nexos con Israel es “una evidente confrontación” con los principios del Islam y, por lo tanto, el régimen se une al líder maligno más grande de la Tierra, es decir, a EE.UU., contra el Eje de la Resistencia.

Estos días, el tema de la normalización de lazos con los israelíes se ha convertido en la cuestión más debatida en los países islámicos, a los que les preocupan los efectos que tal medida acarreará para la causa palestina. Esta situación se produjo después de que los Emiratos Árabes Unidos (EAU) e Israel alcanzaran un acuerdo en agosto para establecer relaciones bilaterales.

A pesar de ello, algunos países de la región, como es el caso de Arabia Saudí y Baréin, haciendo caso omiso a las advertencias, han abierto su espacio aéreo a los vuelos Israel-EAU.

ftn/anz/ask/rba