• Santa María: Si EEUU decide, violencia contra rohingyas se acabará
Publicada: lunes, 27 de agosto de 2018 16:42
Actualizada: lunes, 27 de agosto de 2018 18:31

Si EE.UU. y sus aliados presionan al Gobierno birmano, la violencia contra los musulmanes rohingyas se terminará, dice el analista colombiano Carlos Santa María.

En una entrevista exclusiva con el canal internacional HispanTV, Santa María ha dicho que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) es el único ente que puede obligar a Myanmar a frenar la violencia contra los musulmanes rohingyas.

Ha afirmado que hay dos países, es decir Rusia y China, que están dispuestos a aplicar sanciones en contra del Gobierno birmano. Sin embargo, ha dicho, ahora falta saber qué piensan EE.UU., Francia y el Reino Unido, que son “expertos en sancionar a otras naciones”.

“Si estas tres naciones deciden aplicar sanciones y obligar a ese Gobierno (de Myanmar) a establecer una estrategia de humanización frente a la población rohingya, tendríamos el inicio de una solución”, ha dicho Santa María.

Si estas tres naciones (EE.UU., Francia y el Reino Unido) deciden aplicar sanciones y obligar a ese Gobierno (de Myanmar) a establecer una estrategia de humanización frente a la población rohingya, tendríamos el inicio de una solución”, ha dicho el analista colombiano Carlos Santa María.

 

Al ser preguntado sobre las medidas que se deben tomar para garantizar la seguridad de los rohingyas a la hora del retorno a Myanmar, el analista internacional ha detallado que hay tres acciones básicas. Primero, la líder de facto birmana, Aung San Suu Kyi, debe dejar de negar que existe un exterminio masivo de este pueblo.

Segundo, ha dicho, se debería destituir a los responsables directos de este crimen de lesa humanidad. Y tercero, hay que “reformar el Ejército de Myanmar para que tenga una política de derechos humanos y no solo acción represiva”, ha precisado.

Asimismo, ha estimado que se debe crear una estrategia de reasentamiento de la propia población, donde se provean las garantías de seguridad a la vida y el desarrollo productivo de estos musulmanes.

Más de 900 000 rohingyas han huido a Bangladés desde agosto de 2017, cuando el Ejército birmano intensificó sus ataques y quemó aldeas enteras de esta minoría en el estado de Rajine. Las Naciones Unidas consideran el proceder y las posturas de las autoridades de Myanmar hacia este grupo como “limpieza étnica”.

A mediados de julio, la oenegé Fortify Rights reveló que el Ejército birmano tenía planeado un genocidio en contra de esta minoría y realizó “preparativos sistemáticos” para masacrarlos.

En Bangladés, un grupo de abogados está presionando para llevar al Ejército de Myanmar ante la Corte Penal Internacional (CPI) por la violencia que ejerce en contra de los rohingyas.

Fuente: HispanTV Noticias

snz/ctl/mtk/rba

Comentarios