• El periodista desaparecido saudí Yamal Jashoggi, en una conferencia de prensa en Manama, capital de Baréin, 15 de diciembre de 2014. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 8 de octubre de 2018 1:49
Actualizada: martes, 9 de octubre de 2018 22:52

Amnistía Internacional (AI) afirma que el supuesto asesinato de un periodista en el consulado de Arabia Saudí en Turquía ‘sería una ejecución extrajudicial’.

“Si esto (el asesinato del periodista saudí Yamal Jashoggi) fuera cierto, nos enfrentaríamos a un hecho sin precedentes (…) sería una ejecución extrajudicial y sembraría el pánico entre los defensores de los derechos humanos y los disidentes saudíes en cualquier parte del mundo”, avisa la directora de investigación para Oriente Medio de Amnistía Internacional, Lynn Maalouf, en un comunicado publicado este domingo.

Maalouf ha denunciado que las autoridades de Arabia Saudí regularmente usan leyes drásticas para reprimir los opositores dentro del país y, en el pasado, también han arrestado a opositores en el extranjero.

La alta responsable de la organización pro derechos humanos AI ha pedido a la comunidad internacional dejar de guardar silencio sobre la represión de la libertad de expresión en Arabia Saudí y exigir explicaciones inmediatas a las autoridades saudíes sobre casos como el de Jashoggi. 

Ha subrayado también que si los informes sobre Jashoggi resultan ciertos, debe iniciarse de inmediato una investigación independiente y los autores, sin consideraciones de su rango, deberán ser llevados ante la justicia.

Si esto fuera cierto (el asesinato del periodista saudí, Yamal Jashoggi), nos enfrentaríamos a un hecho sin precedentes (…) sería una ejecución extrajudicial y sembraría el pánico entre los defensores de los derechos humanos y los disidentes saudíes en cualquier parte del mundo”, ha dicho la directora de investigación para Oriente Medio de Amnistía Internacional (AI), Lynn Maalouf.

 

Jashoggi es un exasesor del Gobierno saudí que se autoexilió en Estados Unidos el año pasado para evitar su posible detención, dadas sus críticas a la política de los Al Saud, en particular, a la agresión militar saudí a Yemen.

El columnista del diario estadounidense The Washington Post, acudió el pasado martes a la sede consular y, desde entonces, no se sabe nada de él. Aunque el régimen de Riad dice que el periodista abandonó ese mismo día sus instalaciones.

El diario estadounidense New York Times, citando dos fuentes anónimas turcas, ha informado esta misma jornada de que el periodista saudí fue asesinado y desmembrado en el consulado. “Confirmaron dos cosas: fue asesinado y su cuerpo fue desmembrado”, ha escrito el periódico.

snz/ncl/lvs/hnb

Comentarios