• El depuesto príncipe heredero saudí Mohamad bin Nayef en el Palacio Real Saudí, 4 de abril de 2017.
Publicada: jueves, 29 de junio de 2017 10:18
Actualizada: jueves, 29 de junio de 2017 11:26

El príncipe saudí Mohamad bin Nayef, quien hasta hace poco era el segundo en la línea de sucesión al trono en Arabia Saudí se encuentra encerrado en su palacio.

“El príncipe saudí, recién despojado (de su condición de heredero), Mohamad bin Nayef, está prohibido de salir del reino y confinado en su palacio en la ciudad costera de Yida (oeste del país árabe)”, revela el miércoles un artículo publicado por el diario estadounidense The New York Times.

Citando a cuatro funcionarios estadounidenses y fuentes saudíes próximas a la familia de los Al Saud, el rotativo destaca que dicha restricción busca “prevenir cualquier oposición potencial” de Nayef al nuevo príncipe heredero, Mohamad bin Salman.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, designó la semana pasada a su hijo Mohamad como nuevo heredero del trono saudí, un hecho sin precedentes en la monarquía del país árabe y que ha generado muchas críticas.

El príncipe saudí, recién despojado (de su condición de heredero), Mohamad bin Nayef, está prohibido salir del reino y confinado en su palacio en la ciudad costera de Yida (oeste del país árabe)”, revela un artículo publicado por el diario estadounidense The New York Times.

 

The New York Times sostiene que sus fuentes prefirieron permanecer en condición de anonimato “para no poner en peligro” sus relaciones con la familia real saudí. Aún se desconoce cuánto tiempo estarán en vigor esas restricciones, agrega el rotativo norteamericano.

Para el periódico, estas limitaciones sugieren el temor de que algunos miembros de la familia real estén disgustados con el cambio y que las apariciones públicas del príncipe Nayef podrían exacerbar tales sentimientos.

“Esto indica que Mohamad bin Salman no quiere ninguna oposición”, ha señalado un alto cargo de Estados Unidos. “No quiere ninguna acción de retaguardia dentro de la familia (real). Quiere ascender sin ningún tipo de disidencia, aunque esto no significa que Mohamad bin Nayef estuviera planeando algo”, añade.

La fuente de NYT confirma que las autoridades estadounidenses no han tenido ningún contacto formal con Nayef. “Bin Salman ha sido un gran amigo y socio de Estados Unidos, no queremos ver que lo traten indecorosamente”, culmina.

bhr/ncl/msf

Comentarios