• Fragata ‘Hamburgo’ de la Armada de Alemania . (Foto: Bundeswehr Björn Wilke)
Publicada: jueves, 4 de marzo de 2021 18:37

Alemania despliega por primera vez desde 2002 un buque de guerra en el mar de la China Meridional y su decisión ha sido bien acogida por Estados Unidos.

Según han confirmado este jueves los funcionarios de los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa del país germano, se trata de una fragata que zarpará hacia el este de Asia en agosto de 2021.

Los titulares alemanes han asegurado que la fragata, que llegará a su destino en unos tres meses, no ingresará en la zona de 12 millas náuticas del mar territorial chino.

El Gobierno de Estados Unidos, presidido por Joe Biden, ha recibido con beneplácito la decisión de Berlín: “Damos la bienvenida al apoyo de Alemania a un orden internacional basado en reglas en el Indo-Pacífico. La comunidad internacional tiene un interés vital en la preservación de un orden marítimo abierto”, ha declarado una portavoz del Departamento de Estado de EE.UU.

 

La vocera ha subrayado que Washington defiende el mantenimiento de la paz y la estabilidad, el respeto por el derecho internacional, el comercio lícito sin obstáculos, la libertad de navegación y otros usos legales del mar.

Esta posición del país norteamericano respecto al aventurismo de Alemania en el mar de la China Meridional se produce un día después de que la Casa Blanca emitió la llamada ‘Guía estratégica provisional de seguridad nacional’ de Estados Unidos, el miércoles.

El documento, de más de 20 páginas, advierte de la amenaza que tanto China como Rusia suponen para los intereses de EE.UU. y los de sus aliados a nivel internacional.

China, en particular, se ha vuelto rápidamente más asertiva. Es el único competidor potencialmente capaz de combinar su poder económico, diplomático, militar y tecnológico para montar un desafío sostenido en un sistema internacional estable y abierto”, reza el texto.

La Administración de Biden ha expresado su apoyo a la “firme postura” adoptada por su antecesor, Donald Trump, frente a China y ha considerado necesaria una coalición para encarar al gigante asiático.

Ante tal panorama, Pekín ha advertido al inquilino de la Casa Blanca de no iniciar una “nueva guerra fría”, asegurando que tales políticas llevarán a la confrontación.

msm/ctl/rba