• Prisioneros ucranianos en un intercambio en el punto de control cercano a Górlovka, Donetsk, 27 de diciembre de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 28 de diciembre de 2019 17:05

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, espera que el domingo se produzca un canje de prisioneros entre Kiev y los independentistas del este de Ucrania.

“El intercambio [de prisioneros] debe producirse mañana. Nosotros lo esperamos. Por ahora la identificación de todas las personas no ha terminado”, ha informado este sábado Zelenski a los periodistas, según un comunicado de la Presidencia ucraniana.

Los independentistas prorrusos anunciaron horas antes que habían llegado a un acuerdo con las autoridades ucranianas para intercambiar a varias decenas de prisioneros el domingo: un paso hacia la desescalada del conflicto armado.

Las dos repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk, en el este del país, recibirán 87 prisioneros y Kiev, 55, según ha confirmado, aunque sin identificarlos, la portavoz de la denominada República independentista de Donetsk, Daria Morozova.

 

Según medios ucranianos no confirmados por las autoridades, los independentistas podrían liberar principalmente presos de guerra ucranianos, pero también activistas o periodistas pro-Kiev.

Este intercambio se produce tras el acuerdo logrado en París a principios de diciembre en una cumbre en la que participaron el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo ucraniano. El encuentro, sin embargo, no logró más avances concretos para poner fin al conflicto en la región.

En septiembre, Kiev y Moscú intercambiaron 70 presos políticos, entre ellos, algún rostro conocido, como el cineasta ucraniano Oleg Sentsov. Moscú también devolvió a Kiev varios navíos de guerra ucranianos aprehendidos por Rusia.

El nuevo mandatario ucraniano lleva a cabo una paulatina flexibilización de su política hacia Rusia, especialmente en relación con el conflicto en el este del país. La guerra entre las tropas ucranianas y los independentistas rusoparlantes estalló en 2014, al negarse estos últimos a reconocer el Gobierno del expresidente ucraniano Petro Poroshenko; y hasta el momento ha dejado más de 10 000 muertos, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Aunque en 2015, al comienzo de la crisis en el este de Ucrania, el Gobierno de Putin y el entonces presidente ucraniano Poroshenko firmaron los Acuerdos de Minsk, el alto el fuego previsto nunca se llegó a concretar en la práctica y los enfrentamientos armados son, de hecho, casi diarios. Tampoco se ha avanzado hacia un acuerdo político para poner fin al conflicto.

nkh/nii/

Comentarios