• Los vehículos de combate de las Fuerzas Armadas suecas se ven en el puerto de Visby, en Suecia, 14 de enero de 2022.
Publicada: domingo, 16 de enero de 2022 7:22

Suecia despliega vehículos blindados y decenas de militares en su mayor isla en el mar Báltico por temor a un posible conflicto entre la OTAN y Rusia por Ucrania.

Los residentes de la ciudad portuaria de Visby, ubicada en la isla sueca de Gotland, en el mar Báltico, se despertaron el sábado con el ruido de equipos militares pesados ​​que se desplegaban por las principales calles y plazas.

Los vehículos de combate de infantería Stridsfordon 90 del Ejército sueco habían llegado durante la noche del viernes al sábado para asegurar Visby y su puerto ante el aumento de las tensiones entre el Occidente y Rusia.

El Ejército sueco anunció la misma jornada que una unidad táctica de respuesta rápida de las Fuerzas Armadas del país había sido desplegada en la isla. Una parte de la unidad fue trasladada el viernes por la noche por el avión de transporte pesado C-17 de Estados Unidos como parte del programa de “colaboración internacional” de Suecia, mientras que el resto llegó en un transbordador desde Suecia continental.

Gotland y su importancia en la guerra por los países bálticos

El despliegue “no tiene por qué significar un mayor nivel de amenaza”, alegó a los medios el jefe de operaciones de las Fuerzas Armadas suecas, Michael Claesson, a la agencia estadounidense AP, mientras que hizo alusión al supuesto aumento de la actividad rusa en el mar Báltico.

Si bien los comentarios de Claesson aparentemente restaron importancia a una “amenaza rusa” inmediata, los artículos publicados el sábado en los medios suecos barajaron el fortalecimiento de la posición militar de las fuerzas del país, al tiempo que se preparan para defender el “lugar más vulnerable de Suecia”.

El tabloide alemán Bild fue aún más lejos, vinculando específicamente el sorprendente despliegue sueco con la reciente decisión de Rusia de trasladar tres de sus navíos de desembarco pesado desde el mar de Barents, en el océano Ártico, hasta el mar Báltico. Citando a un funcionario de Estocolmo, bajo condición de anonimato, el periódico dijo que el Ejército sueco ha estado en alerta, en caso de que el presidente ruso, Vladimir Putin, decida usar los barcos para capturar Gotland.

“Si Putin planea algo contra los países bálticos, primero tendría que tomar Gotland. Vemos los movimientos de tropas rusas y tenemos que tomarnos en serio este escenario”, avisó el funcionario.

La medida se produjo en medio de los planes de la Organización del Tratado Norte Atlántico (OTAN) para reforzar sus bases militares en el mar Báltico.

Moscú ha denunciado una y otra vez una posible adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN y advertido que tal medida tendrá consecuencias militares y políticas “graves” que el país euroasiático no dejará sin respuesta.

La OTAN acusa a Rusia de haber acumulado tanques y decenas de miles de soldados en la frontera con Ucrania en las últimas semanas, preludio, según la Alianza Atlántica, de una posible invasión.

Rusia niega enérgicamente estar preparando una ofensiva militar y afirma que es una respuesta a la creciente provocación y presencia de la OTAN en su esfera de influencia.

De hecho, Moscú considera una amenaza la presencia militar de la OTAN en las inmediaciones de sus fronteras, incluida en el Báltico, y advierte que dará una respuesta contundente a cualquier provocación del Occidente en el momento debido.

ftm/ctl/mkh