• El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una rueda de prensa tras una cumbre Ucrania-UE celebrada en Kiev, 13 de julio de 2017.
Publicada: sábado, 15 de julio de 2017 8:38
Actualizada: sábado, 15 de julio de 2017 10:00

El presidente de la CE advierte de que si Cataluña decide independizarse de España, país miembro de la UE, automáticamente será expulsada del bloque.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, avisa a los catalanes de que la independencia de un territorio de un Estado miembro de la Unión Europea (UE) tendría consecuencias en sus relaciones con dicho bloque regional.

La primera de todas es que esta región nororiental de España dejaría de pertenecer a la UE, precisó Juncker, para luego concretar que así lo estipulan los estatutos de adhesión que los países miembros han firmado en su día para pasar a pertenecer al bloque.

“Una nueva región independiente, por el hecho de su independencia, se convertirá en un tercer Estado en relación a la Unión y, desde el día de su independencia, los tratados ya no serán de aplicación en su territorio”, puntualizó Juncker.

El alto funcionario añadió que si este Estado quisiera volver a formar parte de la UE, se le aplicaría el artículo 49 del Tratado de la Unión Europea.

Una nueva región independiente, por el hecho de su independencia, se convertirá en un tercer Estado en relación a la Unión y, desde el día de su independencia, los tratados ya no serán de aplicación en su territorio”, afirmó el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

 

El alto cargo europeo matizó que una solicitud de este tipo requiere la aceptación unánime de todos los Estados miembros en relación a las condiciones de admisión y de las adaptaciones de los tratados que tal admisión implicaría.

En otras palabras, si Cataluña decide solicitar su adhesión a la UE, una vez convertida en un hipotético Estado independiente, dicha petición debería ser ratificada por España.

El presidente de la CE realizó el viernes estas declaraciones en respuesta a la eurodiputada independiente española Beatriz Becerra, que se dirigió, a través de una carta a él y a los presidentes del Consejo Europeo (CE), Donald Tusk, y del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, para reclamarles que definan con claridad la postura europea respecto al desafío secesionista catalán.

En la misiva enviada, Becerra advertía de que muchos catalanes ignoran que la hipotética independencia de Cataluña respecto de España implicaría la inmediata expulsión de esta región de la UE.

En consecuencia, solicitaba a Bruselas que, con una respuesta concisa, abriese el camino para que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, reconociera públicamente que independizarse de España es salir de Europa de inmediato, un escenario político que una parte de la sociedad catalana rechaza.

Puigdemont anunció a principios del pasado mes de junio la celebración de un referéndum sobre la independencia de esta región respecto de Madrid para el domingo 1 de octubre. Desde entonces, el Gobierno central, en manos del conservador Partido Popular (PP), rechaza con rotundidad dicha consulta independentista.

krd/anz/nal

Commentarios