• El presidente del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., general Joseph Dunford (2º izda.), y su par chino, Fang Fenghui, en Pekín, 15 de agosto de 2017.
Publicada: miércoles, 16 de agosto de 2017 9:59
Actualizada: miércoles, 16 de agosto de 2017 10:23

EE.UU. y China establecen un mecanismo de diálogo militar para reducir ‘errores de cálculo’ y enfrentamientos militares en medio de tensiones con Pyongyang.

Pekín y Washington han llegado a un acuerdo para mejorar su comunicación militar directa para reducir los “errores de cálculo” y los posibles enfrentamientos militares en medio de la escalada de tensiones en la península de Corea y otros asuntos sensibles entre ambas potencias, anunció el martes el Departamento de Defensa de China a través de un comunicado en su página web oficial

El llamado Acuerdo Conjunto del Mecanismo de Diálogo Estratégico fue firmado en Pekín (la capital china), por el presidente del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Joseph Dunford, y su homólogo chino del Ejército Popular de Liberación (ELP), el general Fang Fenghui, según dicho comunicado.

Al respecto, la nota asegura que el acuerdo pretende mejorar los procesos de mitigación de la crisis en curso entre Estados Unidos y China, al proporcionar un canal de comunicación directa entre el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) y el Ejército chino.

"Para ser honesto, tenemos muchos problemas difíciles en los que no necesariamente compartimos las mismas perspectivas", recalcó el alto rango estadounidense durante la firma del acuerdo bilateral, destacando que China y Estado Unidos comparten algo en común. “Compartimos el compromiso de trabajar para superar estas dificultades”, añadió.

Para ser honesto, tenemos muchos problemas difíciles en los que no necesariamente compartimos las mismas perspectivas", declaró el presidente del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Joseph Dunford.

 

El Pentágono, por su parte, subrayó en una declaración que el nuevo acuerdo pactado entre EE.UU y el gigante asiático ofrece la esperanza de que las tensiones existentes entre las dos potencias no se conviertan en una confrontación militar. También prevé un diálogo cara a cara entre los militares, el primero de los cuales está previsto para el próximo noviembre.

Las tensiones entre China y EE.UU., derivadas de discordias políticas, militares, y económicas entre ellos, han ido intensificándose desde la llegada al poder del presidente estadounidense, Donald Trump, quien culpa a China por la pérdida de empleos en su país y por otras pérdidas económicas.

China que rechaza todas estas acusaciones, confía en que las disputas comerciales con Estados Unidos puedan resolverse de una forma dialogada.

fmk/ktg/ftm/hnb