• Portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hong Lei.
Publicada: viernes, 19 de febrero de 2016 15:12

China condena las nuevas sanciones antinorcoreanas, aprobadas por EE. UU. contra el programa nuclear de Pyongyang, y pide a Washington adopte medidas "prudentes" en vez de "crear problemas".

La situación en la península coreana es compleja y delicada, las partes implicadas deben actuar con moderación y no llevar a cabo acciones que puedan aumentar la tensión”, ha lamentado este viernes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hong Lei.

La situación en la península coreana es compleja y delicada, las partes implicadas deben actuar con moderación y no llevar a cabo acciones que puedan aumentar la tensión”, ha lamentado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hong Lei.

Según un comunicado de la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Barack Obama, autorizó la víspera sanciones más estrictas contra Corea del Norte, en respuesta al reciente lanzamiento de un cohete espacial para colocar un satélite en órbita, llevado a cabo el pasado 7 de febrero por Pyongyang.

El acto desencadenó la condena de la comunidad internacional, en especial Washington, Seúl y Japón, por considerarse violación flagrante de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (CSNU). Sin embargo, el Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, ha afirmado en reiteradas ocasiones que sus ensayos nucleares no son de carácter ofensivo, sino que tienen fines disuasorios, dado el belicismo estadounidense y las maniobras militares conjuntas de Washington-Seúl.

En su rueda de prensa regular, el vocero de la Cancillería china ha aseverado que este problema no puede ser resuelto "fundamentalmente" con presión y sanciones: "Ningún asunto espinoso puede ser solucionado mediante sanciones".

Las sanciones van a “complicar” los esfuerzos negociadores llevados a cabo por China y demás países implicados, y pueden acabar siendo sólo perjudiciales para “terceras partes” no implicadas directamente en el conflicto, ha alertado Hong Lei.

En este contexto, el gigante asiático “insta a las partes concernidas a actuar con precaución y no crear mayores problemas”, ha manifestado el diplomático.

Pekín ha denunciado en reiteradas ocasiones que EE. UU. y Corea del Sur tratan de usar la cuestión norcoreana para minar la seguridad nacional china, y ha pedido la anulación del plan de dichos países para desplegar el Sistema de Defensa del Área de Gran Altitud Terminal (THAAD) en la península de Coreas, ya que lo considera como una amenaza a su seguridad y a la de otros países asiáticos.

bhr/mla/nal