• Ali al-Emad, miembro del movimiento popular yemení Ansarolá.
Publicada: viernes, 21 de enero de 2022 10:55

Ansarolá señala que quienes expresan solidaridad con los gobernantes de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) son cómplices de crímenes de este país contra Yemen.

Luego de advertir en reiteradas ocasiones a Abu Dhabi de detener sus agresiones contra el empobrecido país árabe, el Ejército yemení, apoyado por los comités populares, lanzó el lunes una operación en el interior de los EAU en represalia por su papel en la guerra de casi siete años de Riad contra Yemen, una agresión que busca restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabuh Mansur Hadi y aplastar Ansarolá.

Al respecto y en una entrevista concedida este viernes a la cadena persa de noticias IRNA, Ali al-Emad, miembro del movimiento popular yemení Ansarolá, ha arremetido contra los que expresan solidaridad con los gobernantes de los EAU, pues serán considerados “cómplices de los crímenes contra Yemen”.

No prestamos atención a las protestas porque aquellos que expresan simpatía y solidaridad con los gobernantes de los EAU son, de alguna manera, cómplices de los crímenes de Al Zayed y Al Saud en Yemen”, ha lamentado.

En este sentido, ha puesto de relieve que lo mínimo que han hecho los partidarios de estas monarquías ha sido participar en “actividades informáticas, políticas, económicas y mediáticas” o apoyar las violaciones de la llamada coalición saudí-estadounidense al matar y asediar al pueblo yemení.

 

Al-Emad ha subrayado que a las autoridades emiratíes se les dio repetidamente la oportunidad de retirarse de la guerra y agresión contra Yemen, pero ellas perdieron estas oportunidades, por lo que el Ejército yemení decidió responder a este país “de una manera diferente”.

“Deberían haber dejado de interferir en los asuntos internos de Yemen y de apoyar a los terroristas, pero desempeñaron el papel de los sionistas árabes y continuaron destruyendo las infraestructuras yemeníes”, ha censurado.

Tras referirse a los comentarios del portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, quien declaró el lunes a los EAU “un país inseguro, Al-Emad ha puntualizado que esto significa un “cambio en la naturaleza del conflicto” entre Saná y Abu Dhabi.

“Esto significa que a partir de ahora, los EAU tendrán un destino diferente en todos los campos económicos, de seguridad y políticos, siempre que no dejen de cometer crímenes en Yemen”, ha alertado, haciendo hincapié en que las acciones hostiles emiratíes no llegarán a su fin “ni siquiera con un alto el fuego”.

sar/fmk