• Los partidarios de Ansarolá asisten a un mitin con el motivo del aniversario del inicio de la guerra lanzada por Arabia Saudi contra Yemen, en la capital Saná.
Publicada: sábado, 13 de marzo de 2021 2:59

El movimiento popular yemení Ansarolá rechazó una oferta de un alto el fuego, propuesta por Estados Unidos, por considerarla “nula y sin valor”.

El enviado especial de Estados Unidos para Yemen, Tim Lenderking, anunció el viernes la presentación de un plan de tregua para Ansarolá sin hacer alusión alguna a la necesidad de evitar que los crímenes de la coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen cesen.

Por su parte, el portavoz de Ansarolá, Muhamad Abdulsalam, aclaró que esta oferta “no es aplicable”, sino “nula y sin valor”, pues no incluye “un verdadero fin del bloqueo ni un auténtico alto el fuego, ni la conclusión de la guerra solamente triquiñuelas cosméticas”.

En otra parte de sus declaraciones, Abdulsalam subrayó que dicha propuesta representa una visión de los saudíes. “Si fueran realmente serios sobre detener la guerra y terminar con el bloqueo, el asunto está en sus manos y no necesitan esperar a una respuesta nuestra (...). Dejémosles declarar el fin de la guerra y del bloque de una manera seria”, agregó.

 

La agresión contra Yemen comenzó en marzo de 2015, con el inicio de una campaña de bombarderos y bloqueo de Arabia Saudí y sus aliados, bajo el pretexto de restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi.

Pese a las advertencias de las autoridades yemeníes y varios organismos pro derechos humanos sobre la crítica situación humanitaria en el país más pobre del mundo árabe, el régimen de los Al Saud no ha puesto fin a su brutal guerra, es más la sigue, con el apoyo del Occidente.

Entretanto, los menores han sido la parte más vulnerables de tal situación. El Ministerio yemení de Salud anunció el pasado 20 de diciembre que Yemen pierde cada año 100 000 recién nacidos debido a la agresión y el bloqueo, en concreto, cada dos horas, seis niños yemeníes mueren.

Conforme a los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la invasión saudí se ha saldado con unos 233 000 muertos en Yemen, donde 70 000 personas sufren hambruna y 16 millones corren riesgo de caer en ella.

mgh/ctl/rba