• Yemen conmemora su revolución popular y ensalza sus logros
Publicada: domingo, 20 de septiembre de 2020 21:28
Actualizada: lunes, 21 de septiembre de 2020 16:26

Yemen destaca logros de su revolución en vísperas del 21 de septiembre, fecha que marca el sexto aniversario del levantamiento del movimiento popular Ansarolá.

Durante un discurso televisado, el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat, ha señalado este domingo por la noche que la revolución del 21 de septiembre se distingue y es única entre otras revoluciones y acontecimientos, con una amplia gama de ventajas y características.

El alto funcionario yemení, asimismo, ha asegurado que este movimiento surgió del seno del pueblo y emanó del centro de sus dolores, esperanzas y aspiraciones, y ha agregado que la revolución yemení insiste en transformar el país en un verdadero Estado que salvaguarda los derechos, protege la soberanía, logra seguridad y estabilidad, desarrollo y avance.

Al-Mashat ha denunciado las políticas de doble rasero de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y del Consejo de Seguridad; y ha exigido que condenen a la llamada coalición saudí por sus incesantes ataques aéreos contra Yemen.

Arabia Saudí y sus aliados, han comenzado desde marzo de 2015, una campaña de bombardeos contra Yemen para restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abu Mansur Hadi.

 

En los últimos meses, el Ejército y el movimiento yemení Ansarolá han aumentado sus ataques de represalia contra las infraestructuras vitales de Arabia Saudí para obligar al reino árabe a detener su agresión.

Hasta la fecha las fuerzas yemeníes han tenido mucho éxito; han amenazado con intensificar sus asaltos de represalia contra Arabia Saudí y sus aliados regionales, si no ponen fin a la brutal campaña militar, advirtiendo que sus misiles, de fabricación nacional, pueden alcanzar “objetivos estratégicos” en lo profundo del territorio saudí, así como en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), principal socio de Riad.

En otro momento de sus declaraciones, se ha referido también a la normalización de lazos entre Israel y algunos países árabes, enfatizando que “recordamos a quienes promueven la normalización de las relaciones con el régimen sionista que Palestina y los palestinos son más importantes que Israel y la sumisión a los israelíes”.

El pasado 13 de agosto, los EAU e Israel anunciaron un acuerdo para normalizar sus relaciones, teniendo como mediadora a la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump. Por otro lado, el 11 de septiembre, el régimen de Tel Aviv y Manama informaron la normalización de sus lazos bilaterales, de este modo, Baréin se convierte en el cuarto país árabe en establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel, tras los EAU, Egipto (1979) y Jordania (1994).

Dichos pactos ha desatado una ola de críticas tanto a nivel nacional como internacional; varios movimientos, entre ellos, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) y Al-Fatah, han manifestado que “no dejarán que la causa palestina sirva de puente entre los países árabes e Israel para normalizar las relaciones”.

nsr/rha/hnb