• Ansarolá de Yemen liberará a 350 cautivos prosaudíes
Publicada: lunes, 30 de septiembre de 2019 15:08
Actualizada: lunes, 30 de septiembre de 2019 23:56

El movimiento popular yemení Ansarolá dice que liberará a 350 enemigos capturados, incluidos tres ciudadanos saudíes, en su más reciente gesto de buena voluntad.

“Nuestra iniciativa muestra nuestra credibilidad en la implementación del acuerdo de Suecia y pedimos a la otra parte que tome una medida correlativa”, ha dicho este lunes el jefe del Comité Nacional de Asuntos de Prisioneros de Yemen, Abdulqader al-Mortada.

Las conversaciones mantenidas con el antiguo gobierno de Yemen, respaldado por Arabia Saudí, dieron lugar a un acuerdo el 13 de diciembre que llamó un alto el fuego en la ciudad portuaria de Al-Hudayda, un intercambio de prisioneros y una declaración de entendimiento sobre la ciudad sureña de Taiz.

“Los 350 detenidos (...) están incluidos en las listas de prisioneros del acuerdo de Suecia”, ha precisado Al-Mortadam en una rueda de prensa.

Los retenidos, según el funcionario yemení, serán liberados bajo la supervisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Además, Al-Mortadam ha señalado que Ansarolá había lanzado la iniciativa debido a la gran demora en la implementación del acuerdo de intercambio de prisioneros.

Nuestra iniciativa muestra nuestra credibilidad en la implementación del acuerdo de Suecia y pedimos a la otra parte que tome una medida correlativa”, dice el jefe del Comité Nacional de Asuntos de Prisioneros de Yemen, Abdulqader al-Mortada, en alusión a liberación de 350 fuerzas de la llamada coalición saudí.

 

Ha añadido que Arabia Saudí está obstaculizando continuamente el acuerdo, al rechazar todas las propuestas presentadas por el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths.

Es el más reciente gesto de buena voluntad del movimiento yemení, que pidió un cese del fuego a principios de este mes.

Mahdi al-Mashat, el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, anunció el 20 de septiembre que Ansarolá dejaría de atacar a Arabia Saudí con misiles y aviones no tripulados (drones) y urgió reciprocidad al reino árabe.

Ante la propuesta de tregua de Ansarolá, Riad y sus aliados no cesan sus ataques a Yemen. Al menos 16 personas perdieron la vida en los bombardeos lanzados el martes por Arabia Saudí contra una zona residencial en el suroeste de Yemen.

A su vez, Yemen llevó a cabo la operación “Victoria de Dios”, capturando a más de 2000 soldados y mercenarios prosaudíes e infligiendo importantes bajas entre las tropas agresoras.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados perpetran una campaña de bombardeos contra Yemen para restaurar en el poder al fugitivo expresidente de este país, Abdu Rabu Mansur Hadi.

Las violentas agresiones —en muchas ocasiones efectuadas con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos y otros países occidentales— cometidas por Arabia Saudí contra Yemen, han dejado más de 140 000 yemeníes muertos y heridos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no cesa, la cifra de víctimas mortales podría llegar a 500 000 para finales del año 2020.

alg/ctl/mjs

Comentarios