• Fuerzas del movimiento popular yemení Ansarolá antes de su retirada de la ciudad de Al-Hudayda, en el oeste de Yemen, 12 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 12 de mayo de 2019 17:15

La ONU ha aplaudido que el movimiento popular yemení Ansarolá cumpla su parte del acuerdo de Suecia, mientras Arabia Saudí y sus aliados siguen violándolo.

En un informe publicado este domingo, la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Yemen ha confirmado que Ansarolá ha materializado sus compromisos con la retirada de sus tropas de tres puertos en el oeste de Yemen.

En el marco de un paso necesario para la implementación del acuerdo de alto el fuego, suscrito el 13 de diciembre de 2018 en Estocolmo (Suecia), Ansarolá ha ordenado a sus uniformados replegarse, a partir de esta mañana, de los puertos de Al-Salif, Ras Isa y la estratégica ciudad de Al-Hudayda.

Los diálogos de Suecia culminaron en un alto el fuego que entró en vigor el 18 de diciembre de 2018 en Al-Hudayda y su puerto, clave para la llegada al país de ayuda humanitaria e importaciones para unos 14 millones de personas afectadas por la violenta agresión saudí iniciada en marzo de 2015.

“Los tres puertos fueron vigilados de forma simultánea por equipos de las Naciones Unidas, mientras las fuerzas militares abandonaban los puertos y los guardacostas asumían la responsabilidad de la seguridad”, ha comunicado la misión de la ONU, conocida como el Comité de Coordinación de Repliegue de las Naciones Unidas.

Los tres puertos fueron vigilados de forma simultánea por equipos de las Naciones Unidas, mientras las fuerzas militares (de Ansarolá) abandonaban los puertos y los guardacostas asumían la responsabilidad de la seguridad”, ha informado el Comité de Coordinación de Repliegue de las Naciones Unidas.

 

Esto mientras que los milicianos afines al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, respaldados por Arabia Saudí, habían acusado a las fuerzas de Ansarolá de protagonizar una “farsa” durante su repliegue del puerto de Al-Hudayda para confundir a la ONU, garante del aludido acuerdo.

La retirada de Ansarolá de estos tres puertos tiene lugar mientras las fuerzas lideradas por el régimen saudí y sus mercenarios siguen perpetrando violentos ataques contra Al-Hudayda y otras ciudades yemeníes, violando abiertamente el pacto suscrito.

Las fuerzas yemeníes, sin embargo, han logrado en las últimas semanas varias victorias en la zona sur del país, especialmente en la provincia de Dhala, al liberar varios distritos y aldeas de la presencia de los mercenarios saudíes.

La tregua en Al-Hudayda es considerada, además, un gran triunfo de las fuerzas de Ansarolá, ya que Arabia Saudí y su principal aliado, EE.UU., con su cerco y ataques a Yemen, han tratado de poner de rodillas al pueblo y a los combatientes yemeníes, evidentemente, sin lograrlo.

myd/anz/fmd/hnb

Comentarios