• 
El ministro de Defensa venezolano junto con otros militares y funcionarios del país izan la bandera de Venezuela en conmemoración del natalicio de Simón Bolívar.
Publicada: viernes, 24 de julio de 2020 18:19
Actualizada: sábado, 25 de julio de 2020 3:11

El ministro de Defensa venezolano asegura que la Armada Nacional “no está de adorno en los mares”, y que han salido al frente a resistir provocaciones de EE.UU.

“Nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ha tenido que salir al frente a resistir las provocaciones de unidades y de los destructores de la Armada EE.UU. para intimidar al Gobierno legítimo de Venezuela en nuestros mares”, ha aseverado este viernes el ministro de Defensa venezolano Vladimir Padrino López al inicio de los actos conmemorativos por el 237º aniversario del natalicio del Padre de la Patria Simón Bolívar y 197 años de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo.

Sobre el papel que cumple la Armada Nacional, Padrino López ha subrayado que este componente “no está de adorno en los mares”, destacando sus papel en los espacios marítimos del país sudamericano, donde “están dando demostraciones al pueblo de lo que es amar a Venezuela, de lo que es defender a Venezuela” y, por tanto, “es un día para celebrar todo lo que ha hecho la armada para impedir la manera grosera y arrogante la exploración de buques petroleros en la fachada atlántica”.

Además, ha exaltado el pensamiento político y la defensa de las reformas sociales que Simón Bolívar abrigó durante su vida, indicando que hoy, el pueblo venezolano está dando la misma lucha, no solamente la lucha por su independencia nacional sino por un modelo humanista de igualdad y de soberanía antiimperialista, lo que han asumido los venezolanos y venezolanas desde hace 20 años.

 

En la ceremonia también han estado presentes el comandante estratégico operacional de la FANB, almirante en Jefe Remigio Ceballos Ichaso, junto al vicepresidente de Obras Públicas y ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Las tensiones entre Washington y Caracas han aumentado en los últimos años, después de que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, con el fin de derrocar al legítimo Gobierno venezolano, respaldara firmemente al líder opositor Juan Guaidó e impusiera duras sanciones al país sudamericano.

Es más, a principios del pasado mes de mayo, la FANB frustró una invasión marítima llevada a cabo por un grupo de “mercenarios terroristas” desde Colombia, la cual tenía como objetivo, según Caracas, asesinar a Maduro y a otros altos funcionarios en el marco de un plan para poner fin al sistema.

Sin embargo, el Gobierno venezolano aseguró tener “pruebas, testimonios y vídeos” de los entrenamientos que habían recibido los mercenarios en Colombia, para después recalcar que la operación fue llevada a cabo “bajo el financiamiento” del Gobierno de EE.UU.

mrp/lvs/mnz/mkh