• Adrianza: Irán y Venezuela rompieron “con la hegemonía” de EEUU
Publicada: lunes, 22 de junio de 2020 5:21
Actualizada: martes, 23 de junio de 2020 1:38

El envío de un buque iraní con ayuda a Venezuela “rompe con la hegemonía” que EE.UU. trata de imponer al mundo, en especial a América Latina, dice un experto.

Es un paso maravilloso puesto que permite desarrollar la cooperación entre naciones que son del llamado sur, es decir, sur-sur, y eso es muy positivo [...] el envío además rompe con la hegemonía que intenta Estados Unidos mantener en el mundo”, señala este lunes el analista de política internacional Vladimir Adrianza en una entrevista con HispanTV, aludiendo al envío de un nuevo buque de carga con alimentos de Irán a Venezuela para abrir el primer supermercado iraní en la nación caribeña.

De acuerdo con el entrevistado, puesto que el comercio se daba habitualmente entre una nación del “norte hegemónico” y una “nación periférica del sur”, con este envío de Irán a Venezuela “se está haciendo historia”, aunque, por supuesto, no está “bien visto” por parte de EE.UU. y de los países europeos.

Adrianza ha agregado, además, que EE.UU. intenta “satanizar” el apoyo o las relaciones de Irán con Latinoamérica, ya que se trata de un país no alineado con la potencia occidental. De hecho, la estrategia de satanización “forma parte de los elementos del orden cultural que ellos intentan colocar en la palestra para boicotear el comercio entre ambas naciones”, advierte.

 

El arribo (el domingo) del sexto buque iraní a las costas venezolanas y la puesta en marcha de un centro comercial suman otro éxito a las relaciones amistosas y fraternales entre Teherán y Caracas: dos países independientes del mundo a los que Estados Unidos pretende arrodillar con sanciones.

En mayo de este año Teherán envió una flotilla de cinco buques cisterna con 1,53 millones de barriles de gasolina para suplir la escasez de combustible en Venezuela, resultado de averías en las refinerías y de las sanciones de Estados Unidos. El país persa también proporcionó a Caracas ingredientes clave para reactivar esas instalaciones y reanudar la producción de su propia gasolina.

Los navíos iraníes lograron atracar en puertos del país suramericano a pesar de las amenazas de bloqueo naval de EE.UU. y del despliegue en el mar Caribe de sus buques de guerra.

mjs/mkh/nii/