• Fuerzas turcas durante una maniobra militar
Publicada: jueves, 22 de octubre de 2020 10:21

Turquía anuncia su disposición a enviar soldados u otro apoyo militar a Azerbaiyán, si Bakú lo solicita para enfrentar a Armenia por Nagorno Karabaj.

“Nuestro presidente [Recep Tayyip Erdogan] se ha pronunciado en este sentido desde el primer día [de un nuevo agravamiento de la situación en la región]. Turquía no duda, nuestro mandatario no duda [a este respecto]”, declaró el miércoles el vicepresidente turco, Fuat Oktay.

Durante su entrevista con el canal estadounidense CNN Turk, el funcionario turco dejó claro que no ha habido tal solicitud al respecto hasta este momento.

Además, Oktay criticó al Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), formado para mediar en el conflicto y dirigido por Francia, Rusia y Estados Unidos, y lo acusó de tratar de mantener el problema sin resolver, al apoyar a Armenia tanto política como militarmente.

 

La misma jornada, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, descartó “una solución diplomática” en este momento para el problema de Nagorno Karabaj y llamó a los ciudadanos de su país a que “combatan en el frente” contra Azerbaiyán, tras las grandes pérdidas en el Ejército armenio.

El Ejército azerbaiyano ha anunciado haber liberado hasta el momento tres ciudades y más de 100 asentamientos en la región de Nagorno Karabaj, controlados durante años por Armenia.

Azerbaiyán y Armenia reanudaron el pasado 27 de septiembre sus enfrentamientos en la región fronteriza de Nagorno Karabaj, acusándose mutuamente de haber desatado esta espiral bélica.

Ambas partes viven enemistadas desde el inicio del conflicto Nagorno Karabaj en 1988, cuando este enclave, con apoyo del Gobierno de Armenia, decidió independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Turquía ha prometido plena solidaridad con Azerbaiyán y ha acusado a Ereván de ocupar tierras azerbaiyanas.

A medida que se agudizan las tiranteces entre Bakú y Ereván, distintos expertos opinan que cualquier movimiento de guerra total podría arrastrar a las principales potencias regionales, como Turquía.

Diferentes países de la región, incluidos Rusia e Irán, han llamado a las partes involucradas en el conflicto a la moderación, el diálogo y el cese de hostilidades, aseverando que los enfrentamientos militares solo agravan la situación y amenazan la paz y seguridad regionales.

tmv/ncl/ftn/hnb