• Radares del sistema antiaéreo ruso S-400 en el campo de exposición en Kubinka Patriot Park, en las afueras de Moscú, agosto de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 25 de noviembre de 2019 14:02
Actualizada: lunes, 25 de noviembre de 2019 14:52

Turquía comienza hoy lunes las primeras pruebas de los radares de los sistemas antiaéreos S-400 rusos, esto pese a las reiteradas amenazas de EE.UU.

Según ha informado la oficina del gobernador de Ankara, los cazas F-16 de la Fuerza Aérea de Turquía realizarán vuelos de prueba sobre Ankara, la capital, para calibrar los radares de los sistemas de defensa área S-400.  

“En el marco de algunos proyectos llevados a cabo en coordinación con la Presidencia de Industrias de Defensa, aviones de combate F-16 y otros aparatos de la Fuerza Aérea realizarán vuelos a baja y alta altitud el lunes y el martes en los cielos de Ankara”, reza la nota de la gobernación turca, recogida por el diario local Milliyet.

Ignorando las sugerencias y las amenazas de Washington, el Gobierno turco recibió en los meses de julio y septiembre los S-400 rusos, en virtud de un contrato de 2500 millones de dólares, pactado con el Kremlin en diciembre de 2017.

El operador de satélites comerciales ImageSat International (ISI), además, publicó en septiembre unas fotografías que mostraban el despliegue completo de los sistemas de defensa antiaéreo S-400 en la base aérea de Mürted, en Ankara.

LEER MÁS: Satélites: S-400 rusos están en “posición operativa” en Turquía

En el marco de algunos proyectos llevados a cabo en coordinación con la Presidencia de Industrias de Defensa, aviones de combate F-16 y otros aparatos de la Fuerza Aérea llevará a cabo vuelos a baja y alta altitud este lunes y el martes en los cielos de Ankara”, según informa la oficina del gobernador de la capitalina turca.

 

La adquisición de estos sistemas sofisticados por Ankara ha sido criticada severamente por el Gobierno de Estados Unidos, que ha amenazado con la imposición de sanciones al país euroasiático, e incluso eliminó a los turcos del programa de suministro de cazas de quinta generación F-35.

EE.UU. argumenta su postura, aduciendo que el uso de los F-35, junto con el sistema antimisiles S-400 ruso, podría dar lugar a una transferencia de información y crear agujeros de seguridad en el sistema de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Pero, Turquía insiste en que está en su derecho de adquirir el material necesario para garantizar su seguridad.

El pasado 13 de noviembre, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aún propuso a su par turco, Recep Tayyip Erdogan, en la Casa Blanca un acuerdo comercial a cambio de que paralice la compra a Rusia de los S-400.

El mandatario turco respondió que Ankara no podía estropear sus relaciones con Moscú, empero, que también quería comprar los sistemas antimisiles estadounidenses Patriot.

LEER MÁS: Erdogan dialoga con Rusia para comprar cazas en desaire a Trump

myd/ctl/tmv/mjs