• Bandera siria izada en una plaza en Damasco.
Publicada: viernes, 26 de julio de 2019 12:52
Actualizada: viernes, 26 de julio de 2019 18:05

Damasco condena rotundamente cualquier acuerdo Turquía-EE.UU. para crear una “zona segura” en el norte de Siria tachándolo de una “violación de su soberanía”.

“Siria expresa su firme condena a la continua y destructiva injerencia de Estados Unidos en sus asuntos (internos), ya que apunta a prolongar y complicar la crisis”, ha señalado hoy viernes una fuente de la Cancillería siria a la agencia oficial de noticias SANA.

El funcionario, citado de manera anónima, ha reafirmado el rechazo categórico a todo pacto sellado entre Ankara y Washington para crear una zona de amortiguación en el norte sirio, un hecho que supone una “agresión descarada contra la integridad territorial y la unidad nacional de Siria”.

El acuerdo constituye de hecho “una violación flagrante de los principios del derecho internacional y la Carta de la ONU (Organización de Naciones Unidas)”, ha subrayado.

La reacción siria se produce después de que Turquía continuara discutiendo la creación de una zona de desmilitarización a lo largo de la frontera turco-siria tras amenazar con lanzar otra ofensiva transfronteriza contra las milicias kurdo-sirias, catalogadas como “terroristas” por Ankara.

Siria expresa su firme condena a la continua y destructiva injerencia de Estados Unidos en sus asuntos (internos), ya que apunta a prolongar y complicar la crisis”, ha señalado una fuente de la Cancillería siria.

Mapa de la zona segura prpuesta por Turquía para el norte de Siria.

 

LEER MÁS: Turquía busca crear ‘zona segura’ de 30 km en el norte de Siria

La misma fuente diplomática siria añade que los pretextos de lucha antiterrorista planteados por Ankara contradicen las maniobras políticas de Turquía, que ha sido un apoyo “fundamental” para el terrorismo desde el estallido del conflicto sirio en 2011.

“Siria, que ha estado encarando todas las formas de terrorismo durante ocho años, seguirá con sus esfuerzos para perseguir a los remanentes del terrorismo hasta que sea completamente erradicado de todo su territorio”, ha enfatizado.

Washington y Ankara llevan meses tratando la posibilidad de crear una zona segura en el norte sirio; una franja donde Ankara exige la completa retirada de las milicias Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), aliadas de EE.UU.

Por el momento ambas partes no han logrado superar sus diferencias, mientras los turcos reclaman control total de un terreno de 40 kilómetros de profundidad y la desarticulación de las bases de las YPG, EE.UU. defiende un máximo de 10 km y sin un retiro completo de la principal milicia turca.

mjs/lvs/alg

Comentarios