• Bashar al-Asad, presidente de Siria, en Damasco, capital del país árabe, 22 de julio de 2017.
Publicada: jueves, 26 de julio de 2018 17:30
Actualizada: jueves, 26 de julio de 2018 20:02

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, ha advertido que los Cascos Blancos que rechacen deponer las armas serán eliminados como terroristas.

“Los Cascos Blancos tienen el mismo destino que cualquier terrorista, tienen dos caminos: deponer las armas y aprovechar la amnistía, tal como se ha hecho en los últimos cuatro o cinco años, o ser abatidos como los demás terroristas”, ha dicho este jueves Al-Asad durante una entrevista con los medios rusos.

Del mismo modo, ha insistido en que los llamados Cascos Blancos no son una organización humanitaria sino, en realidad, son una “máscara” del grupo terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), vinculado a Al-Qaeda.

Asimismo, el mandatario sirio ha lanzado fuertes críticas a Israel, Jordania, EE.UU. y otros países occidentales por haber evacuado a los integrantes de los Cascos Blancos de las zonas en el suroeste de Siria y ha recordado que Tel Aviv y los mencionados países, que alegan luchar contra el terrorismo, han prestado asistencia a miembros de una organización cuyos miembros anteriormente han sido filmados celebrando con espadas en la mano sobre los cadáveres de soldados sirios asesinados.

“¿Qué otras pruebas se necesitan de que no es una organización humanitaria, sino una máscara de Al Qaeda?”, ha preguntado Al-Asad, para luego afirmar que muy probablemente los evacuados de Siria hayan sido los líderes de los Cascos Blancos mientras que ha asegurado que parte de ellos se han ido a la provincia de Idlib (noroeste), donde “viven con sus hermanos terroristas”.

Los Cascos Blancos tienen el mismo destino que cualquier terrorista, tienen dos caminos: deponer las armas y aprovechar la amnistía, tal como se ha hecho en los últimos cuatro o cinco años, o ser abatidos como los demás terroristas”, ha dicho el presidente de Siria, Bashar al-Asad.

 

En otra parte de sus declaraciones, ha confirmado que tras las zonas sureñas de Siria la provincia de Idlib, ya el último bastión bajo el control de los grupos armados y terroristas, será donde el Ejército sirio enfocará sus esfuerzos y lanzará operaciones antiterroristas.

También, ha recordado que con la derrota de los grupos terroristas y armados en gran parte del territorio sirio se han establecido las bases para que los ciudadanos sirios que se han refugiado en otros países puedan volver a su patria aunque ha reconocido que, considerando la destrucción de la gran parte de la infraestructura de Siria, se necesitará también ayuda humanitaria para acelerar el retorno de los refugiados sirios.

En la actualidad, las fuerzas sirias han centrado su atención en las zonas suroccidentales de Siria, donde consiguieron en los últimos días arrebatarles a los grupos armados el control de todas las zonas que ocupaban en las provincias de Daraa y Al-Quneitra. Ya en el suroeste de Siria solamente quedan por liberar las zonas bajo el control del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

hgn/lvs/mjs/rba

Comentarios