• Fuerzas de EE.UU. en la ciudad siria de Manbiy, en la provincia de Alepo, 22 de marzo de 2018.
Publicada: jueves, 22 de marzo de 2018 22:49
Actualizada: viernes, 23 de marzo de 2018 1:54

La llamada coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ha enviado este jueves varios militares y funcionarios del Departamento de Estado estadounidense a la ciudad de Manbiy, sita en la provincia de Alepo, norte de Siria.

Los uniformados y funcionarios estadounidenses fueron fotografiados recorriendo la ciudad junto a miembros de las llamadas Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), que cuentan con el apoyo de Washington en el norte de Siria, según informa el portal web Al-Masdar News.

De acuerdo con activistas pro FDS, citados por la misma fuente, esta visita supone un mensaje directo a Turquía de que las fuerzas estadounidenses no tienen en sus planes abandonar Manbiy, ciudad controlada por las fuerzas kurdas.

La entrega de armas por parte de Washington a estas fuerzas kurdo-sirias está causando tensiones entre EE.UU. y Turquía. Esto, debido a que las autoridades turcas afirman que las FDS están vinculadas con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), una guerrilla considerada terrorista por Ankara.

El canciller turco, Mevlut Cavusoglu, ha precisado recientemente que el Ejército del país expulsará a las milicias kurdas de la frontera siria, si no alcanza un acuerdo con Estados Unidos sobre Manbiy.

Fuerzas de EE.UU. en la ciudad de Manbiy, en la provincia siria de Alepo, 22 de marzo de 2018.

 

En este contexto, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reveló el lunes que el país extenderá la ofensiva contra los combatientes kurdo-sirios en el norte de Siria a otras localidades después de que el Ejército turco y sus aliados tomaron el control de Afrin.

En este sentido, las fuerzas del Ejército turco informaron el miércoles de que EE.UU. ha proporcionado armas a las FDS como parte de una cooperación militar más amplia con el grupo rebelde.

De acuerdo con medios locales, las fuerzas turcas descubrieron e incautaron dos lanzacohetes antitanque AT-4 al PKK en el sureste de Turquía y alegan que este grupo recibió estas armas de las FDS. 

Aunque los AT-4 son fabricados en Suecia por Saab Bofors Dynamics, todo apunta a que Estados Unidos suministró los lanzacohetes incautados a las fuerzas kurdo-sirias en el país árabe, quienes a su vez los cedieron a los combatientes del PKK para ser utilizados contra el Ejército turco.

ftn/ncl/alg

Comentarios