• EEUU convierte una cárcel de terroristas en Siria en base militar
Publicada: martes, 20 de febrero de 2018 1:16
Actualizada: martes, 20 de febrero de 2018 3:16

Las fuerzas de Estados Unidos han convertido la principal prisión de la ciudad de Al-Hasaka, en el norte de Siria, en una base militar, la cual ya está operativa, ha informado este lunes un medio local que menciona el desplazamiento de un helicóptero desde esta instalación.

Previo al cambio de uso de las instalaciones penitenciarias que se encuentran sobre una colina entre los barrios de Al-Layliyeh y Qariwan en la parte central de Al-Hasaka, aproximadamente hace dos meses, varios oficiales del Ejército de Estados Unidos se instalaron allí y comenzaron las tareas de transformación del centro en una base castrense, detalla la página web de opositores sirios Orient.net.

Según fuentes consultadas por el referido medio digital, la base recién creada ha sido reforzada con una gran cantidad de equipos militares y se considera el principal centro de distribución de armas y municiones para los combatientes kurdos que operan en las regiones sirias de Deir Ezzor (este) y Manbiy (norte).

Fuentes locales señalaron el sábado que helicópteros estadounidenses partieron desde la nueva base para llevar a cabo operaciones en la aldea de Tuwaimin, a 50 km al noreste de Al-Shadadi, situada en el sur de Al-Hasaka.

 

Las mismas fuentes dijeron que los estadounidenses evacuaron a cuatro miembros del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), incluido un comandante de seguridad de esta banda extremista, que estaban en dicha prisión, a una zona bajo control de los radicales takfiríes, cerca de Al-Hasaka.

La evacuación de los terroristas se efectuó con la ayuda de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por Washington. No es la primera vez que se revela este tipo de nexos entre EE.UU. y rebeldes o terroristas; de hecho, la cadena británica BBC reveló en noviembre pasado un acuerdo secreto entre altos cargos de ambas partes para ayudar a escapar a cientos de terroristas de Daesh de la ciudad norteña de Al-Raqa.

De confirmarse que las fuerzas estadounidenses están operando en esta nueva base militar sería el centro castrense número 11 que Washington instala en Siria, el último revelado, via imágenes satelitales, se ubica en la ciudad de Al-Shadadi.

​Tanto Damasco como sus aliados en la lucha antiterrorista han condenado la presencia de soldados estadounidenses en el suelo sirio, pues carecen de la autorización del Gobierno de Bashar al-Asad y del aval del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU). 

krd/ncl/myd/hnb

Comentarios