• Armas y municiones de los terroristas confiscadas por el Ejército sirio en el noroeste del país.
Publicada: domingo, 11 de febrero de 2018 0:44

Las unidades del Ejército de Siria, en una exitosa operación en la frontera noroeste del país, han confiscado este sábado una gran cantidad de armas, incluidos misiles antitanques guiados TOW, de fabricación estadounidense, municiones, tanques y morteros.

Una fuente sobre el terreno ha declarado a la agencia oficial de noticias SANA que estas armas, incautadas en el marco de operaciones en las aldeas fronterizas entre las provincias de Hama (centro), Alepo (norte) e Idlib (noroeste), pertenecen al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y la filial siria de Al-Qaeda, la Junta de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe).

En concreto, los militares sirios han descubierto decenas de cohetes y tres lanzadores de TOW, así como cuatro lanzadores Metis-M. También han confiscado un gran número de rifles de asalto AK-47, granada propulsada por cohete (RPG), rifles de francotirador, y un lanzagranadas automático AGS-17.

Asimismo han encontrado varios morteros de gran calibre, un sistema de lanzacohete múltiple montado en un camión dañado, cuatro vehículos, dos tanques T-55 y un carro de combate de infantería BMP-1, pero inoperativo.

Granadas de mortero pertenecientes a Daesh, confiscadas por el Ejército sirio.
Lanzadores de misiles antitanques guiados TOW, confiscados por el Ejército sirio.

 

Esta incautación supone una gran pérdida en las filas de Daesh, cuyos integrantes fueron expulsados, por completo, de las provincias de Hama y Alepo, según anunció el viernes la comandancia general del Ejército sirio.

En la misma jornada de sábado, las Fuerzas Tigre, unidad de élite del Ejército sirio, se han apoderado de la aldea de Umm Sirjah y varias otras posiciones ocupadas por Daesh en el sector suroriental de Idlib.

Estas fuerzas especiales, de acuerdo con informes, mataron a un gran número de combatientes de Daesh en una emboscada que tendieron durante su ofensiva.

Las recientes derrotas que ha sufrido Daesh en el norte de Siria se producen casi tres meses después de que el Ejército sirio, apoyado por los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y la aviación militar rusa, recuperara todos los núcleos urbanos y las aldeas en manos del grupo ultraviolento en la provincia oriental de Deir Ezzor.

Desde entonces, las fuerzas sirias se han concentrado en las provincias de Hama, Alepo e Idlib (noroeste), esta última considerada el principal bastión de los grupos armados en Siria, sobre todo, de las bandas afines a Al-Qaeda.

mjs/ncl/bhr/mkh

Comentarios