• Escena de uno de los ataques terroristas en la ciudad noroccidental siria de Alepo, 4 de junio de 2016.
Publicada: domingo, 5 de junio de 2016 17:57
Actualizada: martes, 25 de abril de 2017 6:59

La Cancillería siria denuncia, en dos misivas, una para el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y otra para el del CSNU, los continuos ataques terroristas en Alepo, preparados y dirigidos por el régimen turco.

En ambas cartas, el Ministerio sirio denuncia los ataques que los grupos armados, que los países occidentales clasifican como “oposición moderada”, llevan realizando desde el viernes en Alepo (noroeste), junto a la banda terrorista Frente Al-Nusra (filial siria de Al-Qaeda), según ha indicado este domingo la agencia siria oficial de noticias SANA.

Estos ataques, afirman las misivas, forman parte de una serie de "sistemáticos actos terroristas trazados y preparados por el régimen turco y perpetrados por grupos de la 'oposición moderada’ en cooperación y coordinación con el Frente Al-Nusra y sus afiliados, tales como Yeish al-Islam, Ahrar al-Sham y Yeish al-Fatah, entre otros".

(Los ataques terroristas en Alepo) forman parte de una serie de sistemáticos actos terroristas trazados y preparados por el régimen turco y perpetrados por grupos de la 'oposición moderada’ en cooperación y coordinación con el Frente Al-Nusra y sus afiliados, tales como Yeish al-Islam, Ahrar al-Sham y Yeish al-Fatah, entre otros", denuncia la misiva de la Cancillería siria.

Además asevera que esto está ocurriendo en un flagrante intento por parte del régimen del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y otros regímenes que apoyan y promueven el terrorismo, de socavar los esfuerzos que tratan de detener el derramamiento de sangre, frustrar las conversaciones de Ginebra (Suiza), y los acuerdos de tregua.

 

También exige al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que asuma sus responsabilidades para la preservación de la paz y seguridad internacionales, y que tome medidas punitivas contra los países que apoyan el terrorismo, en concreto Arabia Saudí, Turquía y Catar.

El sábado, el Centro Ruso de Reconciliación en Siria denunció que los militares turcos operan en las zonas adyacentes a los barrios de la ciudad siria de Alepo y que más de 200 miembros del Frente Al-Nusra entraron ilegalmente en el país árabe a través de la frontera con Turquía.

Estos conflictos hacen tambalear el frágil alto el fuego que rige en Siria desde el 27 de febrero y del que están excluidos los grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra.

snr/anz/rba

Comentarios