• Columna de humo provocada por los ataques aéreos de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., en la ciudad siria de Kobani (norte).
Publicada: martes, 24 de mayo de 2016 12:18
Actualizada: sábado, 1 de abril de 2017 5:30

Desde el inicio de las operaciones de la llamada coalición anti-EIIL en Siria, liderada por EE.UU., al menos 417 civiles han muerto, según ha informado este martes el OSDH.

En esta cifra se incluye la de al menos 111 menores de edad y 70 mujeres que han muerto en Siria en los últimos veinte meses a causa de los bombardeos de la coalición, que pretexta la lucha contra los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe).

El opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido, también detalla cómo los aviones de combate de la coalición cometieron su mayor masacre de civiles cuando, entre el 30 de abril y el 1 de mayo de 2015, acabaron con la vida de al menos 64 vecinos del pueblo de Bir Mahali, al sur del enclave kurdosirio de Kobani.

Entre los recientes casos de muertes de civiles se encuentra la que reportó el OSDH el pasado domingo, cuando indicó que los ataques de la coalición mataron a siete miembros de una misma familia. En otro ataque similar, en función de lo reportado por la agencia oficial siria SANA, murieron tres niños y una mujer en la provincia de Deir al-Zur (este).

 

De acuerdo con el OSDH, 4312 milicianos de Daesh podrían haber muerto en distintas partes de Siria, siendo la mayoría de ellos de nacionalidad extranjera, y otros 136 podrían haber pertenecido al Frente al-Nusra (filial siria de Al-Qaeda). Un informador de una agencia de noticias vinculada a los takfiríes en Tel Batal, en el norte de la provincia septentrional de Alepo, también habría muerto.

Desde que EE.UU., a la cabeza de la llamada coalición anti-EIIL, comenzara en 2014 a realizar incursiones en Siria e Irak, Washington ha reconocido un total de 41 bajas civiles, mientras la organización no gubernamental independiente Airwars cifra en 967 los civiles muertos en los ataques de la referida coalición, aunque en su momento matizó que pronto llegaría a mil. 

Mientras el Departamento de Defensa de EE.UU. aprobó recientemente nuevas normas que permitirían ocasionar un elevado número de bajas civiles durante su campaña militar en Irak y Siria, las autoridades de estos países han puesto en entredicho la seriedad de estas operaciones por las muertes de civiles y los daños que han causado.

snr/anz/rba

Comentarios