• Aplicación de la vacuna antigripal puede ayudar a responder a la COVID-19.
Publicada: sábado, 14 de noviembre de 2020 3:16

La vacuna de la gripe tendría la capacidad de potenciar el sistema inmune, necesario en el combate contra el nuevo coronavirus, adelanta un estudio.

Según una investigación, aún en desarrollo, realizada en los Países Bajos, la vacuna de la gripe refuerza la primera línea de defensa del sistema inmune (conocida como inmunidad innata), brindado una protección de hasta el 39 % contra el contagio de coronavirus, causante de la COVID-19.

Los estudios anteriores habían descrito los efectos positivos de dicha vacuna, como en Italia, donde los especialistas observaron que las personas mayores vacunadas de la gripe tenían menos mortalidad por la COVID-19 que las que no lo estaban.

No obstante, otros estudios han indicado lo contrario, puesto que hallaron mayor incidencia y mortalidad por la enfermedad infecciosa entre los vacunados.

Esta primera línea se activa poco después de que un patógeno entre en el organismo e incluye células que pueden identificar la amenaza, lanzar una señal de alarma generalizada para que otros efectivos acudan al lugar de la infección y también células asesinas naturales capaces de matar a las células que ya hayan sido infectadas”, precisa la investigación, realizada en el Centro Médico de la Universidad de Nimega, tal y como recogen este viernes los medios.

 

El trabajo se basa en muestras de sangre de personas sanas a las que primero se añadió una vacuna de la gripe tetravalente y después el SARS-CoV-2, y evidencia un refuerzo de la respuesta inmune innata y la secreción de cierto tipo de citocinas.

Si bien estas proteínas del sistema inmune se vienen asociando a pronósticos graves, e incluso a la muerte por la COVID-19 en pacientes ya muy enfermos, en las fases iniciales de la infección estas moléculas ayudarían a montar una respuesta del sistema inmune más equilibrada.

Este estudio se desarrolla mientras el mundo está atento a que se encuentre la vacuna contra el coronavirus, que, hasta el momento, ha provocado más de 1,3 millones de muertos a nivel global.

ncl/ctl/rba