• Restos del avión ruso Airbus-A321 siniestrado en la península egipcia del Sinaí.
Publicada: miércoles, 4 de noviembre de 2015 23:36
Actualizada: jueves, 5 de noviembre de 2015 1:44

La Inteligencia de EE.UU. ve probable que el avión de pasajeros ruso A321 siniestrado en Egipto se estrellara a causa de una bomba colocada en su interior por el grupo terrorista Daesh.

"Tenemos la impresión de que fue un explosivo colocado en el equipaje o en otro lugar del avión" por el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) o un grupo armado filial de esta misma banda, ha anunciado este miércoles un funcionario de la Inteligencia estadounidense "familiarizado con el tema", según el canal estadounidense de televisión CNN.

Tenemos la impresión de que fue un explosivo colocado en el equipaje o en otro lugar del avión" por el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) o un grupo armado filial de esta misma banda, ha anunciado este miércoles un funcionario de la Inteligencia estadounidense.

En este contexto, la fuente ha explicado que aún no se puede considerar el anuncio como una conclusión oficial, ya que es una sensación de los funcionarios de la Inteligencia de EE.UU., que se basa en los datos recabados antes y después de que el avión se accidentara en la península del Sinaí (Egipto).

De acuerdo con el informante, aunque no se percibió ninguna amenaza específica antes del estallido de la referida aeronave, sí "había cierta actividad adicional en el Sinaí que había llamado la atención" de la Inteligencia del país norteamericano.

Por su parte, otro funcionario estadounidense, en declaraciones también a la CNN, ha afirmado que lo que les conduce a afirmar que sospechan que Daesh esté detrás del siniestro son los mensajes internos de este grupo terrorista interceptados al margen de las declaraciones públicas que han hecho los takfiríes.

La aeronave rusa, con 224 personas a bordo, se estrelló el pasado 31 de octubre en la península del Sinaí después de despegar de la localidad egipcia de Sharm el-Sheij con destino a la ciudad rusa de San Petersburgo.

Tras el incidente, la rama del grupo takfirí EIIL en la península del Sinaí divulgó un vídeo en el que afirmaba haber derribado el avión ruso para vengarse de la ofensiva que lleva a cabo el país euroasiático en Siria, algo que desmintieron tanto Moscú como El Cairo, que lo consideraron como "poco probable".

Una imagen tomada del vídeo divulgado por el grupo terrorista EIIL, en el que la banda armada alega que el avión de pasajeros ruso A321 se estrelló por intervención de sus "hermanos del Sinaí", en venganza por la ofensiva rusa en Siria.

 

La comisión de investigación de la tragedia ha anunciado este miércoles que los resultados obtenidos tras la descodificación de las cajas negras del avión siniestrado señalan que la causa de la tragedia del A321 fue una explosión en el motor de la aeronave.

El martes, un médico egipcio dijo, tras examinar los cuerpos de los pasajeros, que la naturaleza de sus lesiones lo llevaba a sugerir que "una poderosa explosión tuvo lugar a bordo del avión antes de que tocara tierra".

El lunes, analistas de la Inteligencia estadounidense informaron de que un satélite de su país había detectado un destello de calor en el mismo momento y sobre el mismo lugar en el que ocurrió el siniestro, por lo que apuntaron a que el accidente podría haber sido causado por una bomba o un tanque de combustible después de la detonación de una carga explosiva. 

fdd/anz/rba

Comentarios