• El presidente ruso, Vladimir Putin (izda.), y su homólogo estadounidense, Barack Obama.
Publicada: lunes, 5 de octubre de 2015 10:36

Rusia, en sus operaciones contra del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Siria, ha sido capaz de lograr en semanas lo que EE.UU. no consiguió en más de un año.

"El Estado Mayor General de Rusia informa sobre la destrucción de 50 instalaciones importantes del EIIL. Incluso si el Ejército destruyó solo una parte del número citado, indica una cosa: Rusia en semanas puede superar en eficacia a EE.UU., que lleva allí más de un año", escribe el sábado el periódico alemán Deutsche Wirtschafts Nachrichten.

El Estado Mayor General de Rusia informa sobre la destrucción de 50 instalaciones importantes del EIIL. Incluso si el Ejército destruyó solo una parte del número citado, indica una cosa: Rusia en semanas puede superar en eficacia a EE.UU., que lleva allí más de un año", escribe el periódico alemán Deutsche Wirtschafts Nachrichten

La nota puntualizó, a su vez, que al parecer las operaciones militares antiterroristas se llevan a cabo "tanto de día como de noche y en cualquier condición climática".

También parafrasea las declaraciones del jefe adjunto del Estado Mayor ruso, Andrei Kartapolov, que informó en la misma jornada del sábado de que 600 miembros de Daesh abandonaron sus posiciones o desertaron por los ataques aéreos rusos y que “están tratando de llegar a Europa”.

Si esto es cierto, agrega el informe, es un mensaje bastante inquietante y podría ser una llamada de atención para las autoridades de seguridad alemanas, para que se mantengan vigilantes. 

Rusia lanzó el 30 de septiembre su primer ataque aéreo contra posiciones del grupo terrorista EIIL en Siria, horas después de que el Senado del país euroasiático diera luz verde a la intervención de las Fuerzas Armadas rusas en el extranjero.

Caza ruso modelo Sukhoi-34.

 

Rusia emprendió esta campaña contra el terrorismo, tras recibir una petición de ayuda militar del presidente sirio, Bashar al-Asad. Sin embargo, estas operaciones han alterado al régimen de Israel y a Estados Unidos, que, conscientes de su fracaso en Siria, insisten en que “Rusia no tendrá éxito”.

Por su parte, el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, defendió el sábado las operaciones militares de su país en Siria, argumentando que su objetivo es salvaguardar a la nación rusa.

bhr/nii/

Comentarios