• Tanques Abrams del Ejército de EE.UU. en la estación de tren de Mockava en Lituania, 5 de septiembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2020 9:39

Rusia alerta de la creciente presencia militar de la OTAN cerca de las fronteras de Bielorrusia y asegura que garantizará la seguridad de este país ante amenazas.

“Un estado de cosas incómodo permanece en las fronteras occidentales del Estado de la Unión, donde la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) continúa aumentando su presencia”, dijo el martes el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, en una reunión de la Colegiación Conjunta de Ministerios de Defensa de la Federación Rusa y de la República de Bielorrusia, celebrada vía videoconferencia.

Shoigu aseguró que Rusia está determinada a “garantizar la seguridad militar” de Bielorrusia como “una tarea prioritaria”, ante “nuevos desafíos y amenazas, principalmente relacionados con el terrorismo internacional”.

El titular ruso condenó la intervención de los países occidentales en los asuntos internos de Bielorrusia, en concreto, su “apoyo político y financiero” a los intentos de los opositores por sabotear las elecciones presidenciales bielorrusas, celebradas el 9 de agosto, de las que salió reelecto el presidente Alexander Lukashenko, con el 80,1 % de los votos.

“Aprovechando las tecnologías de las revoluciones de colores, EE.UU. y sus satélites deliberadamente (…) desestabilizan la situación política interna de varios países”, alertó.

 

Por su parte, el ministro de Defensa de Bielorrusia, Viktor Jrenin, también expresó su preocupación respecto a las advertencias de Shoigu, denunciando la mayor participación de los países de Europa Oriental en los ejercicios militares cerca de las fronteras bielorrusas.

“En los últimos años, la agrupación de la OTAN en los países vecinos de Bielorrusia se multiplicó por 17 y alcanzó los 10 000 militares”, refutó.

En fechas recientes, EE.UU. y otros aliados de la OTAN han aumentado su presencia militar en Europa Oriental, lo que genera polémica por las tensiones actuales entre Bielorrusia y el Occidente, que se niega a reconocer la reelección de Lukashenko.

Minsk y Moscú vienen denunciando insistentemente en que la expansión militar de Estados Unidos, a la cabeza de sus aliados occidentales, cerca de sus fronteras, supone una amenaza directa para su seguridad nacional y, por tanto, se reservan el derecho a dar una respuesta contundente a cualquier agresión o violación de su soberanía.

En medio de dichas tiranteces, las fuerzas rusas y bielorrusas han realizado ejercicios militares, practicando cómo repeler las agresiones militares en su contra.

tqi/ktg/fmk/mjs