• El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu.
Publicada: viernes, 4 de septiembre de 2020 9:17

El ministro ruso de Defensa destaca que las sanciones occidentales contra Siria tienen un impacto negativo en la lucha contra el terrorismo en el país árabe.

Hay algunos factores que inciden negativamente en la resolución de la crisis en Siria, la lucha contra el terrorismo y la reconstrucción de este país árabe”, declaró Serguéi Shoigu, durante una reunión mantenida el jueves con el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Geir Pedersen, en Moscú (la capital rusa).

El ministro de Defensa de Rusia, en este sentido, añadió que entre esos factores se deben mencionar las sanciones occidentales, violaciones de la soberanía de Siria, saqueo de su riqueza y restricciones respecto a la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Al respecto, destacó los esfuerzos del Gobierno de Damasco a fin de superar todos estos problemas y dificultades.

Por otra parte, el canciller del país euroasiático, Serguéi Lavrov, recordó la delicada situación humanitaria en Siria en medio de la pandemia de la COVID-19, y el bloqueo económico que sufre el país, denunciando que el Occidente no haya querido atender los llamados de la ONU para cesar las medidas coercitivas.

 

Lavrov además pidió que se intensifiquen los esfuerzos para ayudar a los refugiados sirios que buscan regresar a su tierra natal.

A continuación, el enviado de la ONU para Siria, subrayó a su vez el apoyo de las Naciones Unidas y su empeño para encontrar una solución política a la crisis siria e hizo hincapié en la necesidad de levantar las medidas económicas impuestas para que mejore la situación humanitaria en este país.

Rusia, Irán y China han exigido en reiteradas ocasiones el cese de los embargos económicos impuestos a Siria, señalando que las restricciones afectan más que todo a los civiles.

El país árabe ha enfrentado más de 20 tandas de sanciones impuestas por EE.UU. y otros países occidentales y, entre las más recientes, figura la Ley César, aprobada en diciembre de 2019 por el Congreso y el presidente de EE.UU., Donald Trump, una de las más severas medidas coercitivas contra un pueblo que sufre desde hace más de ocho años, una guerra catastrófica.

nlr/ktg/mnz/hnb