• El viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.
Publicada: domingo, 26 de abril de 2020 23:22

Rusia afirma que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) rechazó su propuesta de no realizar maniobras durante la pandemia de coronavirus.

En una entrevista con el periódico local Kommersant, publicada el sábado, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, dio a conocer que hace unas dos semanas, Moscú se comunicó con los países de la OTAN para proponerles “la suspensión de los ejercicios militares y el cumplimiento de la moderación militar en Europa durante el período de la pandemia” de la COVID-19.

“La necesidad de este paso constructivo, positivo y saludable ahora es grande, especialmente en contraste con aquella ola de noticias negativas que nos azota” sobre el avance de la enfermedad letal en el mundo, remarcó el funcionario ruso.

Rusia hizo este planteamiento, según Riabkov, después de adoptar de forma unilateral medidas parecidas, pero, considera que “estaría bien si llegáramos a un acuerdo” con la Alianza Atlántica, dado el aumento de tensión que generan sus ejercicios cerca de la frontera rusa.

De hecho, EE.UU. y sus aliados en la OTAN han reforzado su presencia militar en Europa del Este, cerca de las fronteras rusas, lo cual es considerado como provocaciones invasoras por Moscú.

 

De acuerdo con el viceministro ruso, la Alianza Atlántica generalmente tacha de “propaganda” las propuestas de Rusia en el espacio público, por lo que esta última les ha trasladado su iniciativa a los países de la OTAN mediante la “diplomacia silenciosa”, pero aún no ha tenido respuesta.

Por su parte, la portavoz del bloque militar, Oana Lungescu, dijo que la OTAN no había recibido ninguna propuesta de Rusia sobre el congelamiento de los ensayos militares.

Sin embargo, enfatizó que la OTAN había modificado o cesado algunos de sus maniobras militares debido a la pandemia, que también han afectado a sus fuerzas en Afganistán, pero destacó la disposición de la entidad para contener cualquier amenaza y proteger a los Estados miembros. “No permitiremos que esta crisis de salud se convierta en una crisis de seguridad”, acentuó.

La propuesta de Rusia a la OTAN se suma a su insistente llamado a no aplicar sanciones unilaterales sin la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en momento en que la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19, se apodera de todo el mundo; sin embargo, esta resolución fue rechazada por EE.UU. y la Unión Europea (UE).

ncl/ctl/msf