• Fachada del edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en Moscú, la capital.
Publicada: jueves, 9 de mayo de 2019 17:58

Rusia ha condenado enérgicamente las nuevas sanciones impuestas por EE.UU. contra Irán y reclama reiterar negociaciones para salvar el acuerdo nuclear.

“Estados Unidos acaba de presentar un nuevo paquete de sanciones contra la industria metalúrgica iraní. Condenamos firmemente esa política”, reza un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, publicado este jueves.

El Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, anunció ayer miércoles nuevas sanciones contra los sectores del hierro, el acero, el aluminio y el cobre de la República Islámica de Irán con el fin de “limitar los ingresos del país persa en diversos sectores”.

La medida se pronunció en la misma jornada en que el presidente iraní, Hasan Rohani, anunciara que el país suspenderá algunos de sus compromisos con el pacto de acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (entonces formado por (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), en respuesta a la inacción de sus socios europeos ante las sanciones unilaterales de Estados Unidos.

La Cancillería rusa, no obstante, a causa de “la gravedad de lo que está pasando” entre Teherán y Washington, ha propuesto a las potencias mundiales, especialmente, los signatarios del pacto nuclear a “reunirse para determinar la forma en la que se puede normalizar la situación”.

Estados Unidos acaba de presentar un nuevo paquete de sanciones contra la industria metalúrgica iraní. Condenamos firmemente esa política”, reza un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

 

Entendiendo que la contramedida iraní fue en respuesta a las presiones de EE.UU., la Cartera rusa ha instado a Irán a “abstenerse de otros pasos que conduzcan a la suspensión de sus obligaciones en el marco del acuerdo” nuclear —de nombre oficial del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—.

La decisión del país persa es en realidad una reacción a las infracciones del PIAC cometidas por EE.UU. desde hace justo un año, el 8 de mayo de 2018, cuando se retiró unilateralmente del acuerdo por decisión de Trump y restauró todos los embargos que se habían levantado contra el país persa.

El Ministerio ruso, además, ha exigido a la parte estadounidense a no adoptar acciones que obstaculicen la cooperación económica y política de Irán, al mismo tiempo ha instado a todos los países del mundo a no renunciar a la compra de los hidrocarburos iraníes.

“Llamamos a todos los países a no desactivar tales lazos económicos, incluida la compra de productos iraníes, principalmente energéticos”, se lee en la nota de la Cancillería rusa.

myd/sjy/tmv/mkh

Comentarios