• El presidente ruso, Vladimir Putin (de frente), junto a su portavoz, Dmitri Peskov, asisten a una reunión.
Publicada: martes, 4 de septiembre de 2018 13:34
Actualizada: martes, 4 de septiembre de 2018 14:13

Rusia rechaza la advertencia del presidente de EE.UU., Donald Trump, contra una ofensiva en la provincia siria de Idlib, a la que tacha de ‘nido de terroristas’.

“La situación en Idlib sigue preocupando a Moscú, a Damasco, a Ankara y a Teherán (…) se formó un núcleo de terrorismo y eso desestabiliza la situación”, ha aseverado este martes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Las declaraciones del vocero presidencial ruso se producen después de que Trump indicara en un tuit que se debe evitar “atacar de forma temeraria” esta provincia, mientras alertó de que miles de personas podrían morir.

Peskov ha puntualizado, además, que “no es un enfoque completo e integral hacer advertencias sin hacer caso al potencial muy peligroso y negativo (de la situación en Idlib) para toda la situación en Siria”.

La situación en Idlib (Siria) sigue preocupando a Moscú, a Damasco, a Ankara y a Teherán (…) se formó un núcleo de terrorismo y eso desestabiliza la situación”, ha aseverado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

De acuerdo con el funcionario ruso, los terroristas establecidos en Idlib, considerada el último feudo de los grupos terroristas en Siria, “socavan los esfuerzos para alcanzar una solución político-diplomática” en el país.

Asimismo, agrega, “lo que es primordial” es que eso supone una “amenaza importante” para las bases militares rusas en Siria, aludiendo a los numerosos ataques con drones (aeronaves no tripuladas) lanzados desde Idlib contra la base aérea rusa de Hmeimim, en el oeste de Siria.

Sin embargo, las Fuerzas Armadas sirias se disponen a solucionar este problema (terroristas en Idlib), ha asegurado, según recoge la agencia oficial rusa TASS.

Por otro lado, el vocero del Kremlin ha corroborado que la coyuntura en Idlib será uno de los principales temas de la agenda de la cumbre que mantendrán el viernes en Teherán, la capital iraní, los presidentes de Irán, Rusia e Turquía −los tres países garantes de los acuerdos de paz de Astaná−, Hasan Rohani, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente.

Idlib sigue en las garras de las bandas rebeldes y extremistas, como el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) desde 2015, y en base a los acuerdos de reconciliación, a esta provincia han sido evacuados integrantes de distintos grupos armados que se negaron a rendirse tras las operaciones en Alepo (norte), Homs (centro), Guta Oriental (al este de la capital) y Daraa (sur).

mjs/anz/alg/rba

Comentarios