• El embajador ruso en EE.UU., Anatoly Antónov.
Publicada: jueves, 30 de agosto de 2018 1:32

La Inteligencia británica se ha encargado de preparar el lanzamiento de otro falso ataque químico en Siria, para arrojar un nuevo asalto contra el país árabe.

“Esta provocación, que está siendo preparada con la participación activa de los servicios de Inteligencia británicos, puede transformarse en un pretexto para que el ‘trío’ occidental (EE.UU., el Reino Unido y Francia) realice otro ataque con misiles contra la infraestructura civil y militar de Siria”, ha dicho el embajador ruso en EE.UU., Anatoly Antónov, este miércoles en un comunicado.

El diplomático ruso ha destacado, en este sentido, que Moscú ya ha advertido a Washington en contra de realizar ataques en Siria, por lo que ha manifestado su esperanza de que el Gobierno estadounidense tome medidas para prevenir que los terroristas usen armas químicas en el país árabe.

Sin embargo, ha transmitido su preocupación respecto a que la retórica sobre el potencial uso de armas químicas de parte de Damasco pueda ser usada como una señal para que los grupos terroristas y las “organizaciones pseudo-humanitarias”, como los Cascos Blancos, preparen más provocaciones.

Esta provocación, que está siendo preparada con una participación activa de los servicios de Inteligencia británicos, puede transformarse en un pretexto para que el ‘trío’ occidental (EE.UU., el Reino Unido y Francia) realice otro ataque con misiles contra la infraestructura civil y militar de Siria”, ha dicho el embajador ruso en EE.UU., Anatoly Antónov.

 

Las autoridades de Rusia y Siria han informado recientemente de un plan de los grupos armados para realizar un falso ataque químico en la provincia de Idlib, en el norte de Siria, el cual servirá de pretexto para que varios países occidentales ataquen esta nación.

De producirse, sería el segundo ataque de falsa bandera después de que el pasado mes de abril, EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaran un masivo ataque aéreo contra Siria en respuesta a un presunto ataque químico en la ciudad de Duma, situada en la región de Guta Oriental, sin dar tiempo a que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) iniciara sus investigaciones sobre el incidente.

En ese entonces, el Gobierno de Damasco rechazó tajantemente las acusaciones de EE.UU. de que estuviera detrás del ataque químico en Duma, y aseguró que el bombardeo de Washington y sus dos aliados occidentales intentaba salvar a los terroristas de las grandes derrotas que estaban sufriendo en el país árabe a raíz de las operaciones del Ejército sirio.

aaf/anz/tqi/mkh

Comentarios