• El destructor estadounidense USS The Sullivans (DDG-68) en el Golfo Pérsico.
Publicada: sábado, 25 de agosto de 2018 8:55
Actualizada: sábado, 25 de agosto de 2018 10:16

Un funcionario ruso asegura que el destructor estadounidense The Sullivans y el bombardero estratégico B-1B han llegado al Golfo Pérsico para atacar Siria.

El representante del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashénkov, ha confirmado hoy sábado que los terroristas del Frente Al-Nusra (ahora denominado Frente Fath Al-Sham) han recibido en la localidad de Yisr al-Shugur, provincia siria de Idlib (noroeste), contenedores con cloro para realizar un falso ataque químico y acusar a Damasco del mismo.

Los ocho contenedores con cloro, según señala el militar ruso, fueron transportados a la localidad de Halluz, ubicada a pocos kilómetros de Yisr al-Shugur. Konashénkov ha informado además del despliegue de un grupo de milicianos, experto en trabajar con sustancias tóxicas, en Yisr al-Shugur.

Al agregar que dicho grupo se encuentra bajo la dirección de la empresa militar británica Oliva, ha concluido que dicho ataque de bandera falsa podría ser un pretexto para que EE.UU., Francia y el Reino Unido diseñen un ataque contra el país árabe.

(Por la mencionada razón) ya habían llegado al Golfo Pérsico el destructor estadounidense The Sullivans con 56 misiles guiados a bordo, y el bombardero estratégico B-1B con 24 misiles guiados se ha emplazado en la base aérea Al-Udeid en Catar”, enfatiza un informe publicado por la cadena rusa RT sobre un ataque que EE.UU., el Reino Unido y Francia tienen planeado contra Siria.

 

“(Por la mencionada razón) ya habían llegado al Golfo Pérsico el destructor estadounidense The Sullivans con 56 misiles guiados a bordo, y el bombardero estratégico B-1B con 24 misiles guiados se ha emplazado en la base aérea Al-Udeid en Catar”, enfatiza el informe, publicado por la cadena rusa RT.

Múltiples lugares en Siria fueron el pasado mes de abril objeto de una serie de ataques lanzados por las fuerzas estadounidenses, británicas y francesas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenara una agresión militar contra el país árabe.

Washington, Londres y París han asegurado que el bombardeo que realizaron constituye una respuesta, sin presentar pruebas, a un presunto ataque químico del Gobierno sirio en la ciudad de Duma, localidad situada en la región de Guta Oriental. Sin embargo, el Gobierno sirio ha rechazado tales acusaciones en su contra.

El Ministerio de Defensa de Rusia reveló en un vídeo que las imágenes del presunto ataque químico en Duma no fueron más que un “montaje” de los llamados Cascos Blancos, y afirmó que tiene pruebas de que el Reino Unido tuvo un papel fundamental en la organización del montaje del presunto ataque químico.

msm/ktg/hnb

Comentarios