Publicada: martes, 8 de noviembre de 2022 9:10

Transcurrido más de un mes desde el inicio de los disturbios, se desvelan día a día qué perseguían los enemigos en su guerra mediática y psicológica contra Irán.

La cadena Iran International, financiada por Arabia Saudí, el servicio de lengua persa de la cadena británica BBC (BBC Persian), la VOZ de América (VOA), la cadena Manoto, con sede en Londres, y Radio Farda son los principales medios hostiles a Irán que han impulsado una campaña de mentiras y desinformación a gran escala sobre los alborotos sucedidos en Irán tras la muerte de la joven iraní Mahsa Amini el pasado 16 de septiembre.

Estos cinco medios, todos de lengua persa, y sus cuentas en redes sociales, entre ellas Instagram y Twitter, han difundido en total 38 003 mentiras en 46 días —del 14 de septiembre al 31 de octubre— sobre lo sucedido en Irán.

A sabiendas de que las mentiras, mezcladas con ira y odio, viajan más rápido que los hechos, estos medios han intentado tergiversar las realidades vigentes en Irán para ganar las mentes de la nación iraní y luego incitar a la violencia y al terrorismo.

 

Ahora más que nunca se sabe que el objetivo de todos estos medios de ejercer la guerra mediática y psicológica contra Irán es desestabilizar el país con la meta ulterior de desintegrarlo.

En esta misma línea, un audio de una reportera de la cadena BBC, identificada como Rana Rahimpur, revelado el domingo, no deja dudas de que el objetivo principal de los recientes actos vandálicos en Irán no es la democracia o la libertad, sino la desintegración.

En el audio, cuya autenticidad fue confirmada luego por la propia reportera, Rahimpur enfatiza que “se ha anunciado a los medios de comunicación, como la cadena Iran International, que solo los líderes de los partidos (separatistas) serán entrevistados y se les dará un espacio para hablar”.

En 20 días tras el inicio de los disturbios, Iran International mantuvo conversaciones con más de 20 principales figuras secesionistas árabes (quienes buscan separar algunas partes sureñas de Irán que hablan en lengua árabe como Juzestán) y baluchíes (los que quieren separación de la provincia de Sistán y Baluchistán) en más de 50 ocasiones.

BBC tampoco se ha quedado de brazos cruzados, dando un gran espacio para hablar a las figuras separatistas, al mismo tiempo que ha incitado a la violencia y al terrorismo.

Las autoridades iraníes ven las huellas de Estados Unidos, Israel y varios Estados europeos en los disturbios ocurridos y advierten de que actuarán con firmeza ante los que intenten cruzar su línea roja, es decir, la seguridad y protección de la vida y la propiedad de las personas en Irán.

ftm/ncl/mkh