• Las víctimas mortales del bombardeo químico de la ciudad iraní de Sardasht, lanzado por el exrégimen de Irak.
Publicada: martes, 29 de junio de 2021 18:01

EE.UU. ostenta el récord mundial en cuanto al número de violaciones de los derechos humanos, tanto dentro como fuera de su territorio, dice una legisladora iraní.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento iraní, Zohre Elahian, ha considerado este martes a EE.UU. el mayor violador de los derechos humanos en el mundo y señalado que el país norteamericano recibió el mayor número de recomendaciones para mejorar en esta materia por parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) en su último Examen Periódico Universal.

El referido mecanismo del CDHNU evalúa cada cinco años los progresos en materia de garantías fundamentales de cada uno de sus 193 Estados miembros.

EE.UU., país que se proclama defensor de los derechos humanos y acusa a otros Estados de vulnerar los derechos de sus pueblos, debe “rendir cuentas” a su propio pueblo y a otras naciones por sus flagrantes violaciones de los derechos humanos, ha subrayado la parlamentaria persa.

En una entrevista con la emisora de la radio local Goftegu, Elahian ha enumerado algunos de los casos de las violaciones de los derechos humanos cometidos por EE.UU. contra el pueblo iraní, entre los que se encuentran el asesinato del destacado comandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, en un ataque aéreo en enero de 2020 en Bagdad (Irak), y el colaborar con Israel en el asesinato de algunos de los más importantes científicos nucleares iraníes.

 

Ha denunciado, además, el apoyo de EE.UU. a los grupos terroristas como Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), implicado en numerosos atentados terroristas contra civiles y funcionarios gubernamentales de Irán, que se cobraron la vida de 17 000 ciudadanos en los primeros años tras la victoria de la Revolución Islámica de Irán (1979).

La legisladora ha fustigado también la complicidad de EE.UU. con el régimen baasista iraquí de Sadam Husein en los ataques químicos a civiles durante la guerra de ocho años entre Irán e Irak (1980-88). Ni EE.UU., ni otros Estados implicados en estos crímenes horrendos han rendido cuentas hasta el momento, ha censurado.

Durante la guerra impuesta a Irán, el Irak de Sadam Husein atacó 43 veces, con bombas químicas, diferentes zonas de las provincias de Juzestán (suroeste de Irán), Kurdistán e Ilam, ambas en el oeste de Irán. Sin embargo, uno de los peores ataques químicos de la historia, que costó la vida de 113 civiles y dejó más de 5000 heridos, se registró el 29 de junio de 1987 contra la ciudad noroccidental de Sardasht.  

ftm/anz/rba