• Lanzamiento de misiles durante un simulacro militar en el centro de Irán, 16 de enero de 2021.
Publicada: jueves, 15 de abril de 2021 21:22
Actualizada: jueves, 15 de abril de 2021 22:08

En una advertencia a los enemigos, un asesor del Líder iraní afirma que el aumento del alcance de los misiles del país persa depende del tipo de amenaza.

“Cualquier movimiento hostil será recibido con una respuesta dura y práctica en el momento y el lugar oportunos para que [el enemigo] ya no lo repita. Irán está completamente preparado para enfrentar cualquier amenaza o agresión, y nuestras fuerzas están monitoreando todos los movimientos hostiles”, ha advertido este jueves el general de brigada Hosein Dehqan, asesor para la Industria de Defensa del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en una entrevista con la televisión estatal yemení Al Masirah.

El también exministro de Defensa iraní ha señalado que Irán tiene un plan para contrarrestar cada tipo de agresión y ha descartado cualquier posibilidad de negociaciones sobre los misiles del país persa. “El poder de los misiles de Irán es una línea roja y no se puede negociar”, remarca.

“El aumento del alcance de los misiles iraníes está relacionado con las amenazas, de modo que aumentamos el alcance de nuestros misiles de acuerdo con el tipo de amenazas que enfrentamos”, ha explicado el militar iraní para luego agregar que Irán no ve restricciones en el desarrollo de sus armas, salvo las armas de destrucción masiva, cuyo acceso o desarrollo está prohibido.

 

Refiriéndose al sabotaje registrado el domingo en la planta nuclear de Natanz, en el centro de Irán, del que el país persa culpó al régimen israelí, Dehqan ha manifestado que “no importa quién se atribuya la responsabilidad o niegue el ataque a Natanz. Lo importante es que el ataque se ejecutó en el marco del triángulo israelí-árabe-estadounidense y Estados Unidos no puede negar su responsabilidad”, ha agregado.

El general Dehqan, en alusión a los recientes ataques contra barcos iraníes, ha puesto de manifiesto que los enemigos buscaban “crear una atmósfera de tensión y guerra, y si hay una reacción del otro lado, será una reacción natural”.

“Nuestra capacidad de defensa está en conformidad con los intereses de la región y no en contra de los países islámicos”, ha afirmado en unas declaraciones dirigidas a los países regionales mientras que ha considerado la presencia de potencias extranjeras en la región como la causa de todos los problemas y tensiones.

tmv/ncl/tqi