• El presidente de Irán, Hasan Rohani (izda.), y su par chino, Xi Jinping, en Teherán, capital persa, 23 de enero de 2020. (Foto: IRNA)
Publicada: lunes, 13 de julio de 2020 16:38
Actualizada: lunes, 13 de julio de 2020 17:37

Irán y China han demostrado su pericia en afrontar las sanciones de EE.UU. a través de varias vías, sobre todo el acuerdo estratégico de 25 años, reconoce WSJ.

El diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ) resalta en un artículo, publicado el sábado, la importancia que reviste el borrador del acuerdo de 25 años para la cooperación integral entre Irán y China a la hora de contrarrestar la campaña de máxima presión de EE.UU. en su contra.

Irán y China buscan una asociación integral destinada a neutralizar toda presión económica de Estados Unidos, y reducir el aislamiento de Irán a nivel mundial [propiciado por los constantes actos hostiles de Washington dirigidos contra Teherán]”, sostiene el medio norteamericano.

El texto apunta a la naturaleza del documento que allana el camino, entre otros, para la cooperación integral en materia de inversión del gigante asiático en las zonas de libre comercio de Irán, así como proyectos conjuntos en muchas áreas, la economía y la seguridad incluidas, siempre y cuando, aclara, el entendimiento reciba el plácet del Parlamento de la República Islámica.

China e Irán han redactado el borrador de la hoja de ruta de cooperación estratégica de 25 años, que establece una cooperación bilateral de carácter integral en muchos sectores.

 

De concretarse, el acuerdo implicará que China invierta alrededor de 400 mil millones de dólares en los sectores de energía e infraestructura de Irán durante un período de 25 años. A cambio, Teherán garantizará un suministro estable de productos energéticos claves para el conglomerado de la potente industria china.

El Wall Street Journal agrega que la referida iniciativa trata de expandir la colaboración de los dos países en defensa y lucha antiterrorista. Esto, según el rotativo, se debe en parte a la escalada de tensiones generadas y acrecentadas a lo largo de mucho tiempo por parte de Washington contra Teherán y Pekín.

“China está envuelta en una guerra comercial con Estados Unidos y la economía de Irán está lidiando con las sanciones de Estados Unidos”, acota el reporte del WSJ.

El informe concluye poniendo de relieve que ambas naciones han desarrollado una gran versatilidad en superar las medidas restrictivas de EE.UU. y sus aliados, lo que en sí estrecha aún más sus firmes nexos.

krd/ctl/fmk/rba