• El superpetrolero Grace 1 frente a las costas de Gibraltar, 15 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 18 de agosto de 2019 2:11
Actualizada: domingo, 18 de agosto de 2019 2:37

El embajador de Irán en el Reino Unido, Hamid Baidineyad, asegura que el petrolero recién liberado por Gibraltar “no está bajo ninguna sanción”.

“El petrolero no está bajo ninguna sanción y su crudo pertenece a la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés), según el conocimiento de embarque (B/L, por sus iniciales en inglés)”, ha escrito este domingo Baidineyad en su cuenta de Twitter.

El viernes, el vicedirector de la Organización de Puertos y Navegación Marítima de la provincia Hormozgan (sur de Irán), Yalil Eslami, anunció que el referido buque hasta entonces conocido como Grace 1 fue rebautizado como “Adrian Darya”.

“El cambio del nombre del petrolero con crudo iraní en Gibraltar provocó para algunos el malentendido de que la medida fue tomada para evitar las sanciones. Sin embargo, la decisión se debe a la negativa de Panamá de que el buque prosiga su travesía bajo bandera panameña. La ley marítima establece que el pabellón de un barco se rige según las normativas del país donde se le registró”, ha agregado Baidineyad.

El petrolero (Grace 1) no está bajo ninguna sanción y su crudo pertenece a la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés), según el conocimiento de embarque (B/L, por sus iniciales en inglés)”, dice el embajador de Irán en el Reino Unido, Hamid Baidineyad.

 

De acuerdo con el diplomático persa, la decisión para que el navío retome su viaje con la bandera de la República Islámica de Irán hizo necesario que el registro del petrolero se realizase en el país persa.

“De acuerdo con la petición de su propietario, el buque cisterna Grace 1 se dirigirá al mar Mediterráneo bajo la bandera de la República Islámica de Irán”, luego de que Panamá cancelara el pabellón al petrolero durante su retención en Gibraltar, ha explicado.

El tanquero Grace 1 fue capturado el 4 de julio por la Marina Real británica en aguas españolas del estrecho de Gibraltar, bajo la sospecha de que la embarcación violaba las sanciones de la Unión Europea (UE) al transportar crudo a Siria.

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Gibraltar ordenó el jueves levantar la retención del petrolero, al no encontrar pruebas de que el barco se iba a dirigir hacia Siria. La República Islámica dejó claro desde el principio que el navío incautado no tenía como destino Siria.

Después de que la Justicia de Gibraltar anunciara la liberación del navío, EE.UU. procedió a solicitarle que continuara la retención, no obstante, las autoridades gibraltareñas han asegurado que no hay razón para ello.

El jefe del Gabinete del presidente iraní, Mahmud Vaezi, ha considerado la liberación del petrolero Grace 1 como una victoria diplomática para el país persa y ha vuelto a definir su detención como un acto de “piratería marítima” por parte del Gobierno británico, que procedió por expresa petición de la Administración de Estados Unidos.

LEER MÁS: The Guardian: Londres cayó en trampa de Bolton al detener Grace 1

fdd/ncl/rba

Comentarios