• ‘Terrorismo económico de EEUU contra Irán expone su pánico’
Publicada: martes, 23 de abril de 2019 13:34
Actualizada: martes, 23 de abril de 2019 17:13

El canciller persa desprecia la eliminación de las exenciones para la compra de crudo iraní y dice que ello pone de relieve, más que nada, el “pánico” de EE.UU.

Mohamad Yavad Zarif ha denunciado, vía Twitter, “la escalada del terrorismo económico” ejercido por Washington contra los iraníes y ha opinado que esta campaña de presión “expone el pánico y la desesperación del régimen de EE.UU. y los repetidos fracasos de sus cómplices”.

Con este tuit, el máximo diplomático persa ha reaccionado este martes a la decisión, anunciada la víspera, del presidente estadounidense, Donald Trump, de no renovar las exenciones a las sanciones para la compra de crudo iraní. El objetivo, conforme a la Casa Blanca, es “reducir a cero las exportaciones de petróleo iraní”.

El propio Trump recurrió luego a su herramienta favorita, Twitter, para jactarse de su decisión, criticada por la gran mayoría de países, y afirmar que Arabia Saudí y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) intentarán compensar la escasez del crudo de Irán.

Los herederos de la antigua civilización persa no basan su estrategia en el ‘consejo’ de extraños, y mucho menos en los estadounidenses”, ha respondido el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, a un tuit de Trump en el que acusa al exsecretario estadounidense de Estado John Kerry de dar muy malos consejos a Irán.

 

El magnate neoyorquino acusó, además, al exsecretario estadounidense de Estado John Kerry de dar “muy malos consejos a Irán (para que se quede en el pacto nuclear hasta el fin del mandato de Trump en 2021)”.

Zarif ha respondido también a este último tuit de Trump diciendo que “los herederos de la antigua civilización persa no basan su estrategia en el ‘consejo’ de extraños, y mucho menos en los estadounidenses”.

La decisión de Washington de eliminar las exenciones “carece de todo valor y credibilidad” para el Gobierno iraní, que considera ilegales los embargos extraterritoriales de EE.UU. en su contra.

En noviembre de 2018, el país norteamericano decidió volver a imponerle sanciones a Irán después de que hubiera abandonado el acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania). Entonces, otorgó un plazo de 180 días a ocho Estados que compraban crudo iraní.

La República Islámica de Irán, uno de los grandes productores y exportadores de crudo del mundo, ha subrayado siempre que EE.UU. nunca podrá reducir a cero sus ingresos petroleros y que la retórica norteamericana solo hará que se dispare el precio del llamado ‘oro negro’ a nivel mundial.

ftm/anz/ask/rba

Comentarios