• El director del Servicio Exterior de la Organización de Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), Peyman Yebeli.
Publicada: sábado, 19 de enero de 2019 23:00
Actualizada: lunes, 21 de enero de 2019 1:14

El arresto de la presentadora de Press TV es parte de “la guerra política” de EE.UU. contra Irán, en vísperas del 40.º aniversario de la Revolución Islámica.

“Guerra política” es el término que ha usado el director del Servicio Exterior de la Organización de Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), Peyman Yebeli, para describir la polémica detención en EE.UU. de la presentadora de la cadena de noticias Press TV Marzie Hashemi. 

“La detención de Marzie Hashemi va más allá que una persona y de la cadena de Press TV. Es una guerra política de Washington, en línea con las presiones que ejerce contra la República Islámica de Irán en vísperas del 40.º aniversario de la Revolución [Islámica]”, ha indicado Yebeli en una reunión titulada “Los derechos humanos al estilo estadounidense”, celebrada este sábado en Teherán, capital iraní.

La demanda judicial presentada por EE.UU., explica Yebeli, no es un asunto solo contra una periodista o un mediosino devela un largo encono de 40 años por “la derrota de EE.UU.” ante el Gobierno y la nación iraní en diferentes campos.

La detención de Hashemi ha puesto de relieve que Irán —contrario a lo que piensa EE.UU.— tiene “una buena influencia mediática” a nivel mundial, pese a restricciones y un presupuesto limitado en comparación con los gigantes medios internacionales, afirma el responsable iraní.

La detención de Marzie Hashemi va más allá que una persona y de la cadena de Press TV. Es una guerra política de Washington, en línea con las presiones que ejerce contra la República Islámica de Irán en vísperas del 40.º aniversario de la Revolución [Islámica]”, ha indicado el director del Servicio Exterior de la Organización de Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), Peyman Yebeli.

 

Yebeli ha remarcado que el abusivo trato que ha recibido la presentadora, una ciudadana estadounidense, musulmana y de raza negra, durante la detención, supone “un gran escándalo” para la democracia de Estados Unidos.

La Justicia estadounidense confirmó el viernes, por primera vez, la detención de Hashemi en la ciudad de San Luis (estado de Misuri), tras unos seis días.

Ante esta situación, activistas e internautas han lanzado en redes sociales, como Twitter, una campaña con las etiquetas #FreeMarziehHashemi y #Pray4MarziehHashemi para denunciar la detención y el maltrato, y exigir al Gobierno estadounidense la inmediata puesta en libertad de la comunicadora.

¿De dónde viene tanta hostilidad de EE.UU. ante la Revolución Islámica?

El derrocamiento del último shah de Irán, Mohamadreza Pahlavi, bajo el liderazgo del ayatolá Jomeini en 1979, supuso, de hecho, un terremoto político para EE.UU., por lo que Washington busca desde entonces derrocar el nuevo sistema. En este camino, los Gobiernos estadounidenses no han escatimado ningún esfuerzo, incluso fomentan la islamofobia.

La Revolución Islámica condujo a la independencia de Irán, cortando las manos extranjeras y la dominación del Occidente, además de reducir en gran medida la influencia de los estadounidenses en el oeste de Asia. De igual modo, supone una gran amenaza para la existencia del régimen de Israel, que goza del apoyo incondicional de Washington.

La influencia y el impacto de la Revolución Islámica en los movimientos de liberación en todo el mundo y la transformación de la Revolución Islámica en un modelo para confrontar las grandes potencias son otras de las razones de la hostilidad de Estados Unidos contra la Revolución Islámica.

ask/ncl/zss/mjs

Comentarios