• Los soldados del ejército sirio portan la bandera nacional en una zona recuperada de los terroristas, 26 de julio de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 28 de diciembre de 2018 16:09

Irán y Rusia han aplaudido la llegada del Ejército de Siria a la ciudad de Manbij, controlada hasta ahora por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

La Cancillería de Irán ha alabado este viernes por medio de su portavoz, Bahram Qasemi, la entrada de los uniformados sirios en Manbij, y ha asegurado que esta medida garantiza y fortalece la soberanía y la integridad territorial de Siria.

“La República Islámica de Irán da gran importancia al respeto a la integridad territorial de Siria y considera la izada de la bandera nacional siria en la ciudad de Manbij un paso sustancial hacia la consolidación de la soberanía del legitimo Gobierno sirio sobre la totalidad del territorio de ese país”, ha dicho el portavoz.

También ha alabado la llegada de las tropas gubernamentales a Manbij el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, que la ha calificado de acontecimiento “positivo” que ayudará en gran medida a estabilizar la situación en el territorio sirio.

A juicio Peskov, la ampliación de las zonas que controla el Gobierno de Damasco ayudará a que las partes involucradas en la crisis siria puedan llegar a un acuerdo que dé fin al conflicto.

La República Islámica de Irán da gran importancia al respeto a la integridad territorial de Siria y considera la izada de la bandera nacional siria en la ciudad de Manbij un paso sustancial hacia la consolidación de la soberanía del legitimo Gobierno sirio sobre la totalidad del territorio de ese país”, ha dicho el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi.

 

Este viernes, el Ejército sirio ha entrado a petición oficial de las FDS en la ciudad de Manbij por primera vez en seis años, con el fin de asistir presuntamente a las milicias kurdo-sirias a hacer frente a Turquía, que planea una invasión inminente del norte de Siria.

Desde el inicio del conflicto sirio en 2011, Ankara ha estado tratando de eliminar a las fuerzas kurdo-sirias activas en el norte de Siria, a las que considera vinculadas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), clasificado como terrorista en Turquía.

Damasco ha condenado toda agresión a su soberanía por parte del Ejército de Turquía, país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y ha exigido a Ankara que ponga fin a su presencia militar en territorio sirio.

hgn/mla/snz/alg

Comentarios